Gladiador

“En esta vida o en la siguiente, tendré mi venganza” Maximus.

Ridley Scott le agregó en 2000 a su ya de por sí interesante y ecléctica lista de éxitos (“Alien”, 1979, “Blade Runner”, 1982, “Thelma y Louis”, 1991) un título más: “Gladiador”, una actualización de la épica romana con tintes shakesperianos.



En el año 180 d. C., el general Maximus (Russell Crowe) se ha ganado el aprecio del emperador Marco Aurelio (Richard Harris), quien ve en él a un sucesor apropiado. Pero antes de formalizar la sucesión el gobernante muere inesperadamente y su hijo Cómodo (Joaquin Phoenix), heredero al trono, le exige lealtad a Maximus. No la obtiene y entonces lo manda a ejecutar. Maximus consigue escapar, pero no su familia. El hombre es vendido como un gladiador, situación que, descubre, puede llevarlo de regreso a Roma para enfrentar al nuevo emperador. Ya lo decía el trailer: “el general que se volvió un esclavo... el esclavo que se convirtió en un gladiador... el gladiador que desafío a un imperio”.


Ganadora del Oscar a Mejor Película, “Gladiador” sorprendió a propios y extraños cuando comenzó a cosechar reconocimientos. Estrenada en mayo (periodo de blockbsters), la película tenía principalmente pretensiones comerciales que cubrió con creces (con un presupuesto poco mayor de cien millones de dólares hizo cerca de 200 sólo en EE.UU.), pero su bien equilibrada dosis de acción y efectos especiales con una trama que gira en torno a la lealtad, la familia y el amor, aunados a la poderosa interpretación de Russell Crowe (el papel acabó en sus manos luego de que Mel Gibson lo rechazara), una deslavada y melancólica fotografía en tonos sepia y la cuidadosa mano de Scott, consiguieron llevarla a lo largo del año como una pieza digna de reconocimiento. La Academia la consideró en trece categorías, incluyendo Mejor Director, Mejor Guion Original y Mejor Actor de Reparto para Phoenix; obtuvo cinco, entre ellos el de Mejor Actor para Crowe, quien con Maximus alcanzó fama internacional. En su papel más representativo, Crowe confirma su capacidad para transformarse y fundirse en la piel del personaje (un año antes lo hizo en “El informante” y uno después en “Una mente brillante”, actuaciones por las que fue también nominado al Oscar), su Maximus es determinado pero profundamente vulnerable; un hombre íntegro y leal, pero de espíritu mutilado.


La historia de “Gladiador” le debe su origen a la escrita por Daniel P. Manis (“Those Who Are About To Die”) en los 70. De ahí se inspiró el guionista David Franzoni, quien poco imaginaría que la mayoría de la enardecida multitud del coliseo que inundaría las pantallas con su furia sería una creación digital. Y es que “Gladiador” embellece su prosa con artilugios modernos, pero sólo en la medida en que sostienen el corazón del épico poema que crean.

Gladiator

EE.UU./Inglaterra 2000

Director: Ridley Scott.

Reparto: Russell Crowe, Joaquin Phoenix, Connie Nielsen, Richard Harris.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo