Gigoló americano

“Este es mi departamento. Las mujeres no vienen aquí,” Julian Kaye.

Paul Schrader, guionista de “Taxi Driver” (1976), regresa a la silla de director para presentar otro penetrante estudio de un solitario y marginal personaje. La historia, también de su autoría, es además un cuento de amor y un envolvente misterio. El escenario, el decadente pero sofisticado Hollywood de los ochenta.



A Julian Kay (Richard Gere) le va bien. Maneja un Mercedes, viste ropa de Armani, asiste a los mejores eventos y a los lugares más exclusivos. Es un hombre educado, habla “cinco o seis idiomas” y a las mujeres les encanta su compañía. Julian cobra mil dólares por noche. Sus clientas son principalmente mujeres mayores a quienes sus esposos han relegado al olvido. Todo va bien para el solitario amante hasta que inicia una relación con Michelle Staton (Lauren Hutton), la infeliz esposa de un senador que se enamora de él, y se ve incriminado en el asesinato de una de sus clientas.


“Gigoló americano” es un filme al más puro estilo clásico, ejecutado con un dejo de melancolía y un toque de sensibilidad europea por Shrader. Escapa a los lugares comunes cuando de retratar el mundo de la prostitución se trata. Está lejos de ser sórdida y obscura. Y además cuenta la historia de un hombre. Julian Kay es el gigoló más cotizado. Dice estar en el negocio para hacer felices a las mujeres que lo contratan. Su estilo de vida parece indicar otra cosa. Pero fuera de su trabajo. Julian parece no tener otra cosa, otro interés. Está solo y fuera de sus clientas no goza de la simpatía de la gente del negocio. Richard Gere es Kay. El personaje, rechazado por Christopher Reeve y John Travolta, le queda como traje a la medida. Gere es elegante, caballeroso, tierno, vulnerable e incluso un tanto ingenuo. En Julian Kay, Richard Gere obtuvo una de sus principales plataformas, uno de sus personajes más representativos y uno de sus trabajos más logrados.


Del elenco sobresale Hector Elizondo como el detective que sin reparo alguno cree en la culpabilidad de Julian. Laurence Hutton hace buena pareja con Gere. El papel, ofrecido inicialmente a Julie Christie, le da la posibilidad de desarrollar un personaje callado pero conmovedor en su entrega.


Nominada a dos Globos de Oro incluyendo Mejor Película, “Gigoló americano” es un filme recomendable aún y a pesar de sus imperfecciones. El balance entre sus tres ejes principales parece descuidar la relación entre Julian y Michelle, e incluso ignorar sus implicaciones, pero el cierre es satisfactorio. Un par de almas incompletas parecen haber encontrado lo que les hace falta, para obtenerlo deberán mostrarse desinteresados.

American Gigolo

EE.UU. 1980

Director: Paul Schrader.

Reparto: Richard Gere, Lauren Hutton, Hector Elizondo, Bill Duke, Nina Van Pallandt.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo