top of page

G. I. Joe: el origen de cobra

Tras el éxito de “Transformers” (2007) era sólo cuestión de tiempo para que otro juguete saltara a la pantalla grande. En esta ocasión Hasbro y Paramount decidieron poner sobre la palestra a los G. I. Joe, una serie de juguetes creados en los 80 con la intención de ser la contraparte masculina de Barbie al tiempo que promovía sentimientos nacionalistas. Los G. I. Joe (las siglas abrevian Government Issue o propiedad del gobierno), que también cuentan con su mitología gracias a una caricatura e historietas, son un grupo secreto de agentes que ‘nunca falla cuando otros lo han hecho’.



La adaptación buscaba iniciar una franquicia de alcances internacionales por lo que se preocupa principalmente por su potencial comercial y para ello incluye fuertes dosis de elementos que despliegan testosterona. En esta ocasión los G. I. Joe deberán enfrentarse con un traficante de armas que demuestra su poderío luego de impactar la torre Eiffel con un misil de nanotecnología. McCullen (Christopher Eccleston) tiene tres misiles más y se propone utilizarlos. Los G. I. Joe deberán detenerlos al tiempo que enfrentan un par de situaciones de su pasado, entre ellas el frustrado compromiso matrimonial de Duke (Channing Tatum) y la Baronesa (Sienna Miller), y la vieja rivalidad entre Snake Eyes (Snake Eyes) y Storm Shadow (Byung-hun Lee). Entre tanto, una nueva fuerza maligna está emergiendo: Cobra.


Stephen Sommers sabe como entregar divertimento light y eso es lo que hace con “G. I. Joe”. La cinta es atractiva y ágil, con una duración más adecuada que la terriblemente larga “Transformers: la venganza de los caídos”, aunque inverosímil en varios sentidos y llena de contradicciones. Sin embargo funciona en su propuesta e incluye todo lo necesario para complacer –a pesar de algunos cambios- a los fanáticos e introducir a los no conocedores a la franquicia. El público al que está destinada (hombre principalmente) recibirá fuertes dosis de acción, escenas de persecución, muchos efectos especiales, peleas de todo tipo (incluida una entre samuráis y otra entre dos mujeres), mujeres en trajes ajustados, un par de momentos cómicos y algunos atisbos de dramatismo.


“G. I. Joe” incluye un grupo singular de actores. Por un lado están los más experimentados Dennis Quaid y Sienna Miller, figura icónica de la moda y más reconocida por su trabajo en filmes de géneros poco relacionados con la acción; el actor de comedia Marlon Wayans, quien hace una singular pareja con Rachel Nichols (la que parece divertirse más en su papel de intelectual ruda), y por otro Channing Tatum, quien a pesar de su casi estoica interpretación vio su carrera ayudada con este filme. El tiempo dirá si tiene la misma suerte que, en su momento, tuviera Shia LaBeouf.

Para cerrar el verano de 2009, “G. I. Joe” parece ser una opción adecuada mientras lo que se espere sea única y exclusivamente diversión. Esperar una propuesta un poquito más interesante y menos complaciente sería como pedirle peras al olmo... y eso sería mucho para un producto que tiene sus raíces en la comercialidad. El fruto no podría ser muy distinto ¿o sí?

(G. I. Joe: Rise of Cobra)

EE.UU. 2009

Director: Stephen Sommers.

Reparto: Channing Tatum, Sienna Miller, Dennis Quaid, Rachel Nichols, Marlon Wayans.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page