Filadelfia

Enfermedad, ignorancia, miedo y discriminación.

Andrew Beckett (Tom Hanks) es un abogado que rápidamente ve su vida ir del cielo al infierno. Primero es promovido en su trabajo, un importante bufete jurídico, para luego ser despedido sin miramientos ni explicaciones. Beckett sospecha que la razón de fondo es su padecimiento, sida. Entonces, decide agregar a su lucha por sobrevivir el día a día, una lucha contra la compañía. Para ello contrata los servicios de Joe Miller (Denzel Washington), un jurista que se anuncia en televisión y el único que se atreve a enfrentar a la influyente empresa; sólo un pequeño detalle, es homofóbico.



“Filadelfia” tiene el mérito de ser el primer filme en abordar de manera seria el tema del sida; un riesgo para la época que entrega un trabajo bastante bueno sin caer en controversias. La trama tiene sus raíces en historias similares ocurridas a los legistas Clarence B. Caine y Geoffrey Bowers. El interés de Demme, quien venía de realizar la inquietante “El silencio de los inocentes” (1991), por hacer esta cinta surge del padecimiento de la inmisericorde enfermedad de uno de sus amigos más cercanos.

La película recurre a la fórmula del drama jurídico para agregar suspenso y resolución a una historia que por su naturaleza tiene sólo un desenlace posible. La manera de ejecutarla saca provecho de la anécdota y profundiza además en una variedad de temas relacionados con la homosexualidad, la heterosexualidad, la familia y la muerte. El resultado deja atrás los tintes aleccionadores. A los aciertos se suma la interpretación de Tom Hanks, quien para este papel bajó 12 kilos para así asemejarse lo más posible a un paciente en la etapa terminal del sida. El actor obtuvo un Oso de Oro en el Festival de Berlín y su primer premio de la Academia por este papel (proeza que repetiría un año después por “Forrest Gump”, 1994); la cinta se llevó también el Oscar a la Mejor Canción Original y estuvo considerada en las categorías de Mejor Guion Original y Mejor Maquillaje. Hanks es realmente sorprendente. Washington cumple y Woodward conmueve como la madre amorosa que apoya a su hijo.

“Filadelfia” es el retrato de una historia que se ha repetido una y otra vez durante las últimas décadas. Una historia que parece no tener fin. Una historia de alcances insospechados. Una historia que afortunadamente dio un paso en la dirección indicada: abrir los ojos a un problema y realidad social, tocar un tema tabú que aún hoy está rodeado de ignorancia, y brindar dignidad y respecto a una comunidad injustamente enjuiciada.

Philadelphia

EE.UU. 1993

Director: Jonathan Demme.

Reparto: Tom Hanks, Denzel Washington, Antonio Banderas, Joanne Woodward y Jason Robards.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo