Ember, la ciudad perdida

Para su mala suerte “Ember, la ciudad perdida” terminó haciéndole honor a su apelativo. El hecho es una pena e increíble dado su potencial. La película se basa en la primera entrega de cuatro de una serie de exitosas novelas de ciencia ficción de Jeanne Duprau y es claro que cuenta con todos los elementos para convertirse en una franquicia exitosa como las sagas de Harry Potter y “Las Crónicas de Narnia”. El filme es el debut en una historia de acción real de Gil Kenan, cuyo primer filme “Monster House: La casa de los sustos” (2006) fue nominada al Oscar como Mejor Película Animada. El reparto está encabezado por Bill Murray y Tim Robbins, y entre sus productores se encuentra Tom Hanks. El presupuesto con el que contó fue de 55 millones pero inexplicablemente, a diferencia de otras películas del tipo, como la muy desatinada adaptación de “Eragon” (2006), poco se invirtió en su promoción. En su semana de estreno fue sepultada por la comedia canina “Un Chihuahua de Beverly Hills”, “Cuarentena” y “Red de mentiras”. Apenas se ubico en el décimo lugar con tres millones de dólares y en total recaudó 18. El pobre resultado la sepultó al mundo del DVD en otros países y dio carpetazo a una secuela. Es una lástima.

En un futuro la humanidad se ha visto forzada a vivir bajo tierra en Ember. Han pasado ya 200 años y al generador parece no quedarle mucha energía. La ciudad está a punto de quedar sumergida en la obscuridad. Precisamente el término Ember (‘humano’ en húngaro) significa la única luz en la penumbra. Mientras la ciudadanía se conforma con el indiferente alcalde (Bill Murray), Doon (Harry Treadaway) está determinado a reparar la falla del generador. Lina (Saoirse Ronan), con quien Doon intercambia trabajo tras ser asignada plomero, descubre perdida en su casa una peculiar caja cuyo significado parece íntimamente relacionado con el momento que viven. En su búsqueda descubrirán mucho más de lo que creen.



“Ember” dividió críticas tras su estreno. Lo cierto es que es una muy aceptable película familiar con más aciertos que desaciertos. Es efectiva como primera entrega de lo que pretendió ser una serie. Cuando el negro se ha apoderado de nuevo de la pantalla el espectador quiere saber más pues se ha interesado en sus protagonistas y el universo en conjunto. Kenan cuenta la historia de forma modesta, presenta adecuadamente a los personajes, el contexto y los conflictos, aunque desarrolla poco los personajes adultos. Sin embargo, aclara lo suficiente y siembra incógnitas para ser resueltas en un futuro, lo cual, claro, ya no sucedió. El uso de efectos especiales es moderado, dejando que los personajes y la historia predominen. La presencia de Saoirse Ronan como Lina le es por demás benéfica. Ronan es una actriz nata. Es asertiva e interesante como la heroína. La joven fue nominada por su labor como Mejor Actriz a los Premios Irlandeses de Cine y Televisión. Treadaway es también auténtico y una buena contraparte. Bill Murray, dejando por momento la comedia, es efectivo como el antagonista y Tim Robbins, quien interpreta al padre de Doon, tiene una participación que prometía mejores momentos para otra entrega.


El universo de Ember bien merece un mejor destino que quedar perdida entre la ola de adaptaciones literarias. Es divertida, interesante y por momentos hasta inspiradora. Es ecológicamente responsable sin intentar ser aleccionadora. Es un fracaso comercial con dirección conceptual y por razones completamente distintas a las de la mencionada “Eragon”, una invitación a una historia de la que sin duda se quiere saber más.

City of Ember

EE.UU. 2008

Director: Gil Kenan.

Reparto: Bill Murray, Tim Robbins, Saoirse Ronan, Harry Treadaway, Mary Kay Place.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada