El secreto de Vera Drake

“Yo ayudo a las chicas,” Vera Drake

Familia, crisis y ¿ayuda?

Londres después de la Segunda Guerra Mundial. Vera Drake (Imelda Staunton) es una mujer normal de la clase trabajadora: está casada, tiene dos hijos, cuida a su madre, es caritativa y trabaja como empleada doméstica. Vera es una mujer tranquila, no se mete en problemas, y siempre está dispuesta a asistir a los demás. Es dicho deseo el que se convierte en su secreto. Vera auxilia a las mujeres que por alguna situación deben curarse de una “enfermedad” que se incuba en nueve meses y dura toda la vida. Practicar abortos es un acto de caridad por el cual no cobra. Su pago consiste en saber que ha sido de ayuda. La sociedad no opina lo mismo. Cuando su secreto deja de serlo, Vera enfrenta a la Ley.



Ganadora de los reconocimientos al Mejor Director y Actriz en el Festival de Venecia, y nominada al Oscar en categorías homólogas y la de Mejor Guion Original, “El secreto de Vera Drake” es documento obligado a la hora de tocar el tema del aborto. La cinta no toma posturas al respecto, pero sí pone sobre la mesa los aspectos que lo rodean: psicológicos, sociales, morales, religiosos y legales. Incluso las contradicciones del tema están al descubierto, ¿por qué una mujer con los recursos económicos puede justificar un aborto, mientras que una pobre debe resignarse? Las razones para requerirlo, para justificarlo, pueden ser muchas y variadas: infidelidad, soltería, violación o una familia numerosa. La comprensión de cada una es personal y limitada a esa realidad social.


“El secreto de Vera Drake” es un filme ampliamente recomendable por muchas causas. En principio su guion es redondo, la dirección impecable y el desempeño del reparto inmejorable. Imelda Staunton hace de Vera una mujer de carne y hueso, alguien de quien es fácil encariñarse, por quien es fácil sentir empatía; una mujer humana. Las reacciones del resto del reparto son naturales e instintivas. La única que conocía el guion completo era Staunton. Mike Leigh se empeñó en solamente dar la información indispensable al resto de los actores, quienes reaccionaron a la trama conforme se rodaban las escenas y el secreto salía a la luz.


El arte, entre sus muchas expresiones y posibilidades, da testimonio. El arte provoca. “El secreto de Vera Drake” cumple con estas máximas y desnuda un tema que inquieta. Un tema polémico. Un tema de mil aristas y recovecos sobre el cual no se ha dicho la última palabra. Aquí no hay complacencias. El aborto se despoja de maquillajes y se muestra tal como es. Sin excesos, sin limitantes. La interpretación está en el espectador.

Vera Drake

Inglaterra/Francia/Nueva Zelanda 2004

Director: Mike Leigh.

Reparto: Imelda Staunton, Phil Davis, Daniel Mays, Alex Kelly y Eddie Marsan.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo