El jardinero fiel

Basada en la novela homónima del inglés John Le Carré, la nominada al Oscar por Mejor Guion Adaptado, “El jardinero fiel”, es una obra entretenida, inteligente, suspicaz y, sobre todo, trascendente. Entre los filmes de 2005, “El jardinero fiel” ocupa un lugar estelar.



“El jardinero fiel” inicia con el asesinato de Tessa (Rachel Weisz). Lo que sigue es el viaje que emprende Justin (Ralph Fiennes), su esposo, con miras a descubrir qué fue lo que desencadenó el suceso. Justin es un diplomático británico asentado en Kenya que mantiene un bajo perfil. Tessa se caracterizó por su postura crítica ante la doble moral del gobierno y los grandes corporativos, en especial las farmacéuticas. Conforme Justin recuerda, cómo conoció a Tessa y qué lo enamoró de ella, descubre una parte insospechada de su mujer y el mundo.


El director brasileño Fernando Meirelles saltó al plano internacional con “Ciudad de Dios” (2004), un crudo relato sobre el crecimiento del crimen organizado en Río de Janeiro, que cosechó más de una veintena de reconocimientos internacionales y la nominación al Oscar como Mejor Película Extranjera. Con “El jardinero fiel” se da a la difícil tarea de trasladar la compleja estructura narrativa del material original, al tiempo que utiliza la maquinaria hollywoodense para hacer un par de señalamientos políticos. El best-seller se construye a través de flashbacks, pasajes dialogados y escenas interrumpidas que asemejan tanto una partida de ajedrez como un laberinto. El guion, de Jeffrey Caine, respeta el estilo fragmentado que Meirelles construye con un ritmo constante, lleno de enojo, molestia e impotencia. El texto se apoya sobre hechos y aunque por momentos parecería únicamente inclinarse al enjuiciamiento de las compañías farmacéuticas que utilizan los países del Tercer Mundo como campos idóneos de prueba, donde nadie se preocupa por las muertes sin sentido, encuentra el balance adecuado, y lo que lo hace un filme extraordinario, en la historia de amor que retrata como una exploración de los misterios del corazón.


Como el jardinero fiel, Ralph Fiennes da una mesurada interpretación que sobresale por la entereza y sensibilidad que el actor le da al personaje. Por su parte, Rachel Weisz hace de Tessa una mujer enigmática, por momentos enamorada y en otros, calculadora y manipuladora. La verdadera Tessa parece imposible de descifrar. Es imposible no intentar justificarla, ante el desolador panorama social que la mueve, pero sus acciones parecen indicar que la mujer estaba dispuesta a todo con tal de conseguir probar su punto. Ambos se hicieron del reconocimiento como Mejor Actor y Actriz, respectivamente, en los British Independent Films, mérito que Weisz repetiría en los Globos de Oro y el Oscar. La cinta obtuvo el reconocimiento como Mejor Filme Independiente y nominaciones al premio de la Academia por Mejor Edición y Mejor Banda Sonora.

“El jardinero fiel” inicia con fuerza, continúa con dolor y tristeza, y presenta lo incomprensible en su descarnada y terrible naturaleza. El punto final es sobre las políticas internacionales. Parece cínico y exagerado... lamentablemente parece que no lo es.

The Constant Gardener

Alemania/Inglaterra 2005

Director: Fernando Meirelles.

Reparto: Ralph Fiennes, Rachel Weisz, Bill Nighy.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo