El ilusionista

“Todo lo que han visto aquí ha sido una ilusión,” Eisenheim.

El cine es un artificio, un simulacro, una ilusión disfrazada de verdad. La magia lo es también. Y “El ilusionista”, basada en la historia corta “Eisenheim, el ilusionista” del ganador de premio Pullitzer Steven Millhauser, que a su vez retoma algunos datos de la vida del Príncipe Rodolfo de Austria, hijo del Emperador Franz Josef, y otros de Eric Jan Ahusen, un famoso mago vienés de principios del siglo XX que viera su fin a causa de los nazis, los reúne para dar forma a un cautivante relato de tintes sobrenaturales.



En la Viena del siglo XX, el príncipe Leopold (Rufus Sewell) y el inspector Uhl (Paul Giamatti) sospechan de las habilidades de Eisenheim (Edward Norton), un mago que asombra a las audiencias con sus habilidades para crear ilusiones. Mientras la cacería por descubrir sus secretos inicia, el mago contraataca con un montaje maestro que involucra a la aristócrata Sophie von Tesche (Jessica Biel), su amor de la infancia, ahora comprometida con el príncipe.

“El ilusionista” es un cuidadoso relato político, romántico y mágico contado en flashback. La trama quizá no es una innovación pero está bien ejecutada y consigue de manos de Neil Burger obrar sus artes en el espectador. Contribuyen una sutil pero hipnotizante banda sonora del maestro Phillip Glass y una preciosista fotografía en sepia de Dick Pope, la cual recibió una merecida nominación al Oscar por Mejor Fotografía. El otro ingrediente es su elenco. Jessica Biel es una novedad en este tipo de historias. La actriz se ha probado en producciones de corte cómico o de acción pero su rango histriónico y su presencia están hechos proyectos más demandantes e interesantes. Como Sophie es tanto seductora como etérea. Rufus Sewell es atinado como el príncipe temerario y patético a la vez. Edward Norton es un actor de primera línea. En esta ocasión su interpretación es contenida y gran parte de lo que pasa a su personaje está en la expresión de los ojos, el resto es una oda al arte de su personaje. Por último está Paul Giamatti, una suerte de representante del espectador. Giamatti inicia como un villano típico, pero termina como la más fascinante atracción.


Con ingredientes como el amor, la traición, los celos, el asesinato y la posibilidad de lo sobrenatural, “El ilusionista” es una digna representante de su denominativo y más, pues lo que ofrece sobrevive a la mera ilusión, y subsiste gracias al meticuloso –aunque no del todo impredecible- rompecabezas.

The Illusionist

EE.UU./República Checa 2006

Director: Neil Burger.

Reparto: Edward Norton, Jessica Biel, Paul Giamatti, Rufus Sewell.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo