El crimen del padre Amaro

“No nos dejes caer en la tentación...” frase promocional.

“El crimen del padre Amaro” es el filme causante de una de las más grandes polémicas suscitadas a principios del milenio. Grupos conservadores se opusieron a su estreno sin éxito, despertando el interés del público, construyendo un de las más efectivas campañas publicitarias y convirtiéndola en la película más taquilleracon con más de 16 millones de dólares. La controversia se suscitó debido al retrato que hace de la ambigüedad moral de los servidores de la Iglesia. El guion de Vicente Leñero es una adaptación de la obra de 1875 de Eca de Queiroz. Es sin duda un trabajo meritorio pero también uno sobre valorado.



La historia se centra en Amaro (Gael García Bernal), un recién ordenado sacerdote que llega a predicar al poblado de Los Reyes. El joven se muestra ingenuo e idealista pero pronto aprende de sus compañeros: el Padre Benito (Sancho García), quien sin problemas acepta donaciones de narcotraficantes y vive un romance con la dueña de un restaurante, la Sanjuanera (Angélica Aragón), y el Padre Natalio (Damián Alcázar) quien ayuda a la guerrilla local y a las comunidades menos favorecidas. El Obispo (Ernesto Gómez Cruz) también tiene sus propios intereses políticos. Ante el escenario y con la devota, pura, dulce y carnal presencia de Amelia (Ana Claudia Talancón), Amaro se deja llevar por sus pasiones sin imaginarse las consecuencias que tendría.

Aunque sin duda el mayor impacto de la película se lo lleva el denominado crimen de Amaro, las escenas donde Ana Claudia Talancón aparece ataviada como la Virgen María previo a hacer el amor con Amaro, y aquellas donde Dionisia (Luisa Huertas) da la ostia a sus mascotas son también inolvidables. El uso que Carlos Carrera hace de la simbología religiosa es provocador. La cinta por un lado critica la doble moral de quienes dirigen la fe y ostentan posiciones de poder, y por otro, pone sobre la mesa la vigencia de ciertos preceptos (como el voto de castidad, por ejemplo) que la práctica ha demostrado una y otra vez como inviables.


Nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera y ganadora de nueve Arieles incluyendo Mejor Película, Mejor Edición y Mejor Guion Adaptado, “El crimen del padre Amaro” se beneficia de la mano experta de Carlos Carrera y de un elenco adecuado. Gael García Bernal es un actor comprometido que saca adelante un personaje que, sin embargo, carece de un desarrollo adecuado. Amaro evoluciona pero no es del todo congruente, su conflicto y las contradicciones que debió implicarle se diluyen ante el resto de las tramas. Ese es quizá el mayor problema del filme. Ana Claudia Talancón está a la altura y tiene en este proyecto su principal trampolín. La pareja que forma con Bernal es ya tan pecaminosa como histórica. Los cobijan un cuadro de actores probados que incluye además de los ya mencionados a Verónica Langer, Pedro Armendáriz Jr., Gaston Melo y Lorenzo de Rodas.


Explorar la imperfección humana y las luchas que desata siempre es interesante. Inscribirlas bajo dogmas, peligroso. Ponerle candado a las posibilidades de la naturaleza humana, el crimen.

México 2002

Director: Carlos Carrera.

Reparto: Gael García Bernal, Ana Claudia Talancón, Angélica Aragón, Ernesto Gómez Cruz y Damián Alcázar, Sancho García.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo