El club de la pelea

“La primera regla del club de la pelea es no hablar del Club de la Pelea”, frase número 27 en la lista de las 100 Mejores Líneas de la Revista Premiere

Destruye, pelea y libera.

El escritor Chuck Palahniuck escribió el que terminaría siendo el capítulo 6 de “El club de la pelea” como un acto de rebeldía tras el rechazo de una editorial para publicar su novela “Invisible Monsters”. Sin embargo, la historia corta sí llamó la atención de la empresa que le pidió el texto completo. La novela, que le mereció premios por parte de la Pacific Northwest Bookseller Association y el Oregon Book Award, llegaría a la pantalla grande poco después y se convertiría automáticamente, con un presupuesto de 67 millones de dólares, en una decepción en taquilla (con trabajos alcanzó los 100) y objeto de culto. De hecho, inicialmente se pensaba que el texto era inadaptable y cuando se estrenó el estudio fue fuertemente criticado por venderla como una película de peleas.



Edward Norton es el narrador y protagonista, un solitario insomne que vive en angustia y ansiedad satirizándolo todo; trabaja en una agencia de seguros y su único alivio lo encuentra en reuniones de grupos de ayuda. Durante un vuelo conoce a Tyler Durden (Brad Pitt), un hombre de modales extremos con quien empatiza. Tras un accidente en su departamento acaban viviendo juntos y una noche intercambian amistosamente (suena contradictorio pero es el término adecuado) un par de golpes. El hecho genera la fundación del Club de la Pelea donde hombres se reúnen con la intención de encontrar libertad y autorrealización a través de golpear a otros en un bar. En la mezcla se encuentra Marla (Helena Bohnan Carter), otra turista de grupos de autoayuda por quien los amigos sienten una suerte de simpatía, rechazo y compasión.


El texto de Palahniuck es complejo. Sumamente irónico, temáticamente atrevido, narrativamente desordenado, a veces repetitivo (de manera justificada) y siempre intimista. Lo que se lee es lo que el protagonista piensa y cuenta. En ello están las pistas que David Fincher traslada adecuadamente a la pantalla grande. Fincher fue la cuarta opción para dirigir el proyecto luego de que Peter Jackson (ocupado con “El señor de los anillos”, 2001-2003), Bryan Singer (ni siquiera leyó la novela) y Danny Boyle (prefirió hacer “La playa”, 2000) la rechazaran. Incluso entonces, se resistió pues su experiencia previa con 20th Century Fox (“Alien 3”, 1992) fue poco grata. Pero los cambios valieron la pena pues Fincher sabe como trabajar con la violencia y lleva a niveles superlativos la visceralidad de la obra, jugando con la edición y música y construyendo la revelación del desenlace.


En cuanto al dúo protagónico, cuya naturaleza el propio Palahniuck desconocía cuando empezó a escribir la novela, Norton (quien terminaría intercambiando el papel de “El talentoso señor Mr. Ripley”, 1999, con Matt Damon) es lo suficientemente carismático como el abatido y reflexivo hombre que quiere revelarse, pero ve los riesgos, mientras que Pitt (la primera opción era Russell Crowe) aprovecha el que vendría a convertirse en uno de sus personajes más emblemáticos. Es rudo, crudo, despreocupado, pero atractivo… y no de una forma positiva. Tyler despierta admiración y fascinación por lo arriesgado, irreverente, crítico y caótico que es. Bonham Carter, nominada como Mejor Actriz Inglesa en los Empire Awards, equilibra las partes. Courtney Love y Winona Ryder fueron las primeras opciones, después Reese Witherspoon rechazaría interpretarla por considerarla “muy obscura”.


Quizá no causó tanto impacto en su estreno (apenas fue nominada por Efectos Sonoros en el Oscar), pero el golpe que deja “El Club de la Pelea” es de repercusiones largas. Palahniuk considera que el filme es superior a su obra. La revista Empire la colocó en el número 10 en su lista de 500 Grandes Películas mientras que el American Film Institute en el 122. Y es que en el fondo “El Club de la Pelea” es un documento filosófico, no del todo concluyente, pero de mirada descarnada sobre la sociedad y la naturaleza humana. Basta con recordar lo que sentencia el narrador: “esta es tu vida y está acabando un minuto a la vez”.

The Fight Club

Alemania/EE.UU. 1999

Director: David Fincher.

Reparto: Brad Pitt, Edward Norton, Helena Bonham Carter.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo