El caballero de la noche asciende

-“¡No le debes más a esta gente! ¡Les has dado todo!” Gatúbela
-“No todo. Aún no.” Batman

Épica es la conclusión de aquél que se convirtiera en héroe y villano, que inspirara esperanza y se asociara, inevitable e inesperadamente, con la tragedia.



“El caballero de la noche asciende” escala a su protagonista a niveles insospechados al tiempo que, triste e inmerecidamente, se ve marcada por el atentado en Aurora, Colorado. Christopher Nolan le da un descanso a Bruce Wayne y su alter-ego (Christian Bale). Ciudad Gótica ha entrado en un estado de paz. El crimen casi ha desaparecido. Harvey Dent, el símbolo detrás de todo ello… y más atrás, la mentira. Lo que la removerá, un terremoto denominado Bane (Tom Hardy). Batman tendrá que salir de su cueva para detenerlo, pero su nueva némesis trae sorpresas con él; éste es un reto físico e intelectual.


Con “El caballero de la noche”, Nolan hizo historia. Demostró que un filme sobre comics puede tratar temas fundamentales de manera seria sin dejar de ser un blockbuster. El episodio, además, construía una sólida parte intermedia (usualmente el punto débil) para un relato de tres tomos. Pero entonces la muerte de Heath Ledger cambió los planes. “El caballero de la noche asciende” presenta una conclusión que enfrenta ese hecho, prescindiendo de El Guasón y construyendo un desenlace de mayores complejidades, dimensiones y obscuridades.

La trama de “El caballero de la noche asciende” retoma elementos de los comics “The Dark Night Returns”, “Knightfall” y “No Man’s Land”. Varios personajes nuevos se introducen y los detalles se dosifican. A pesar de ello, con 164 minutos de duración, las piezas terminan por encajar, a veces mejor y otras un tanto a la fuerza, pero dándole un final tan digno como inesperado y merecido al superhéroe. Christian Bale por fin tiene oportunidad de darle dimensión al hombre detrás del disfraz. Bruce está abatido, debe rencontrarse. Tom Hardy brinda un villano por completo distinto. La máscara le permite poca expresión, pero sus ojos compensan, en especial en sus últimos momentos. Las adiciones más interesantes están a cargo de Anne Hathaway, Martion Cottillard y Joseph Gordon Levitt. Las primeras juegan con los peligros de la seducción. Hathaway es simplemente una delicia como la defensiva pero delicada Selina Kyle; Cotillard un enigma letal. Gordon-Levitt, el relevo adecuado aunque se ha dicho que este es el final. Luego están los actores que le dan solidez, encanto y corazón: Morgan Freeman, Michael Caine y Gary Oldman.


Que “El caballero de la noche ascienda” sea mejor que su antecesora es debatible y no lo más relevante. Las ideas, lo que hay detrás de ella y lo que despiertan es lo que importa. Nolan lo sabe y ha hecho énfasis en ello. La anarquía, el capitalismo, el terrorismo, la esperanza y la justicia están ahí para pensarse, reflexionarse y actuarse. El caballero de la noche las cataliza. Él es también una idea… y “si haces”, como sentencia Ras’ al Ghul, “de ti más que solo un hombre, si dedicas tu vida a una idea… te conviertes en algo completamente diferente: una leyenda”. Eso hace y en eso se convierte este Batman.


The Dark Night Rises

EE.UU./Inglaterra 2012


Director: Christopher Nolan.

Reparto: Christian Bale, Gary Oldman, Tom Hardy, Joseph Gordon-Levitt, Anne Hathaway, Marion Cotillard, Morgan Freeman, Michael Caine, Juno Temple.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo