El asesinato de Jesse James por el cobarde Robet Ford

“He sido un don nadie toda mi vida. Fui el bebé; fui al que todo el mundo le hacía promesas que no se cumplían. Y desde que puedo recordar, Jesse James ha sido tan grande como un árbol. Estoy preparado para esto... lo voy a conseguir. Sé que no tendré otra oportunidad más que ésta y puedes apostar lo que quieras a que no voy a desperdiciarla,” Robert Ford.

Jesse James se convirtió a finales del siglo XIII en una de las primeras celebridades de EE.UU. Artículos, notas periodísticas y libros fueron escritos sobre él. La gente le temía tanto como lo admiraba. Jesse era una especie de Robin Hood. “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” es la crónica del anunciado crimen.



Andrew Dominik escribe y dirige la adaptación de la novela de Ron Hansen. El neocelandés reconstruye abstractamente la historia en un trabajo tan audaz como poco digerible para quienes disfruten del cine de género. “El asesinato...” es contado con un ritmo lento, pausado, a través de una preciosista fotografía de Roger Deakins (nominado al Oscar por este trabajo) que transforma cada cuadro en arte. No apresura con sus 160 minutos de duración el desenlace, por el contrario, lo contiene. El duelo a la mejor usanza del western se da entre sus protagonistas, Brad Pitt y Casey Affleck.


En septiembre de 1861, Jesse (Pitt) recluta jóvenes para un robo en Missouri. Entre los interesados se presenta Robert Ford (Affleck), un fanático de gris personalidad. A pesar de la opinión de su grupo, conformado por su hermano Frank (Sam Sheppard), su primo Wood Hite (Jeremy Renner), el forajido Dick Liddil (Paul Schneider) y Charley Ford (Sam Rockwell), hermano de Robert, Jesse acepta al muchacho. Robert, a pesar de las burlas de sus nuevos compañeros, está feliz con el hecho, pero conforme el tiempo pasa se empieza desilusionar de Jesse. Descubre en lugar del romántico antihéroe que se había imaginado a un ser tan simpático y encantador como cruel, paranoico y sádico. Ante la posibilidad de cobrar la recompensa que por la cabeza de Jesse se ofrece, Robert y Charley se alían.


Brad Pitt se hizo con la Copa Vilpi al Mejor Actor en el Festival de Venecia por su interpretación de

Jesse James. Pitt lo encarna con una soltura que hace verosímil la transformación del Jesse encantador al malévolo. Es uno de sus mejores trabajos. Pero a diferencia de los personajes, en este caso, Casey Affleck es quien destaca. El actor quien le ganó el papel al más conocido Shia LaBeuf, hace de Robert una caja de sorpresas. Es un hombre tímido, retraído, inteligente y ávido de atención. Su admiración por Jesse oscila entre la alabanza, lo homo-erótico y el odio. Affleck saltó a los reflectores en 2007 por su trabajo en este filme y en “Desapareció una noche”. Por Ford recogió los premios a Mejor Actor de Reparto del Círculo de Críticos de San Francisco, los Premios Satellite, la Sociedad Nacional de Críticos de EE.UU. y el National Board of Review, y consiguió una nominación al Oscar.


Robert Ford quería ser alguien, quería ser famoso como Jesse James. Lo consiguió de triste manera. Es recordado como el cobarde que lo mató por la espalda, como el hombre sin respuesta ante la pregunta que su devoción originó en Jesse, “¿quieres ser como yo, o quieres ser yo?”.

The Assasination of Jesse James by the Coward Robert Ford

EE.UU./Canadá 2007

Director: Andrew Dominik.

Reparto: Brad Pitt, Casey Affleck, Mary-Louise Parker, Sam Rockwell, Sam Shepard, Jeremy Renner.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo