El abogado del diablo

“Better to reign in hell than to serve in heaven,” El paraíso perdido de John Milton.

Keaunu Reeves es Kevin Lomax, el “El abogado del diablo”. Su exitoso record como litigante en Florida le gana la atención de un bufete en Nueva York comandado por John Milton (Al Pacino). Lomax es seducido por las posibilidades que la gran ciudad le brinda y por un trabajo que le ofrece lujos, comodidades y una envidiable posición. Se muda con su esposa Mary Ann (Charlize Theron), a pesar de las reservas de su madre (Judith Ivey). Conforme el tiempo pasa, Mary Ann no deja de sentir que algo está mal, mientras que Kevin cada vez sospecha más sobre la naturaleza de su jefe. El abogado deberá enfrentar las intenciones de su jefe al mismo tiempo que descubre un secreto que su madre ha guardado celosamente.



Taylor Hackford es de los pocos directores que pueden darse el lujo de entregar un melodrama exagerado que, sin embargo, funciona en varios niveles.“El abogado del diablo” es sumamente entretenida, propositiva y provocativa. La historia tiene varios huecos que, en lugar de actuar en su contra, la benefician al ayudar en la construcción de la siniestra atmósfera de incertidumbre. No se trata de una obra de grandes alcances como “El bebé de Rosemary” (1968) y “El resplandor” (1980), de las cuales es sin duda una reminiscencia, pero sí de un efectivo ejercicio catártico que medita sobre las debilidades humanas.


“El abogado del diablo” hace buen uso de su excesiva duración a lo largo de la cual construye paulatinamente la tensión y misterio que rodean a Lomax y Milton. Incluye una dosis de efectos especiales menor a la considerada inicialmente que contribuyen en el tercer actor a dar forma a demonios y alucinaciones. La dirección de arte y la fotografía ayudan a crear un espacio tan sobrenatural como limpio y elegante. El regularmente inexpresivo Keanu Reeves tiene en el ambicioso Kevin Lomax una de sus mejores interpretaciones. Charlize Theron, entonces poco conocida, da muestras de su talento como Mary Ann, una mujer que inicia como una inocente belleza sureña y termina como una víctima depresiva de Milton. Precisamente, John Milton es el papel emblemático del filme. El nombre es homónimo al del famoso poeta inglés (a quien corresponde la cita del inicio) y es encarnado con gracia y locura por Al Pacino. A Milton le vienen bien los manierismos y exageraciones de las que usualmente Pacino echa mano. Además, Pacino entrega con gran soltura una serie de jugosos diálogos. Es claro que el histrión se divirtió a lo grande dando vida al mismísimo demonio. Los premios Saturno se lo reconocieron con una de las cuatro nominaciones que le dieron a la película. El galardón se lo otorgaron como Mejor Película de Horror.


Adaptada de una novela de Jonathan Lemkin y Tony Gilroy, “El abogado del diablo” es un tentador banquete de pecados. Un erótico y cínico cuento moralista que hace bien en tener como protagonista a John Milton. Tal vez no se trate del autor de El paraíso perdido pero sin duda comparte lo vertido en el famoso poema. Él solo se encarga de preparar la escena y cada quien de jalar sus propios hilos.

The Devil’s Advocate

Alemania/EE.UU. 1997

Director: Taylor Hackford.

Reparto: Keaunu Reeves, Al Pacino, Charlize Theron, Connie Nielsen, Judith Ivey, Craig T. Nelson.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada