Drive, el escape

“¿Entiendes?” El conductor.

Él simplemente conduce… en el simulacro de los medios como doble o en la huida tras algún atraco cuyos detalles desconoce. Es estóico y práctico, un enigma. Un protagonista cuya labor podría parecer sacada de una cinta de acción al mejor estilo de “El transportador” (2002) y que sin embargo es más cercano al Travis Bickle de “Taxi Driver” (1976), aunque él no tiene nombre. Simplemente es el Conductor y su vehículo es un filme existencial y estilizado, destinado a los anales destacados del mejor cine de arte y el de culto.



En el horizonte del Conductor quizá estén las carreras de autos, pero mientras su interés se ha centrado en Irene (Carey Mullighan), su vecina. Cuando el esposo de ésta sale de prisión se siente receloso de la relación aunque pronto supera la suspicacia y le pide ayuda. Se trata de un robo para saldar deudas. El Conductor consiente más por asegurar la tranquilidad de la familia que por interés económico. Pero las cosas no suceden como esperaban y una red de violencia comienza a extenderse.


Con una silenciosa secuencia que maneja el suspenso a través de una persecución inicia “Drive”. Es un ejercicio tan cuidadoso, tan metódico… diseñado para sumergir al espectador entre la belleza de imágenes fotografías en fríos matices que asientan a la perfección el tono. La narrativa se sienta sobre su protagonista, un hombre de pocas palabras y definido por su conducta. Las emociones podrán estar ocultas pero resuenan con firmeza. El ensamblaje lo ofrece un reparto sólido y reconocido, en especial Albert Brooks, un productor de películas de serie B. El actor fue considerado como el Mejor Actor de Reparto por los círculos de críticos de Vancouver, San Francisco, Phoenix y Nueva York. Pero el corazón está en manos de Ryan Gosling (sustituyendo a Huch Jackman) en una de las interpretaciones más impecables del año; el alma, a pesar de su nulo interés y quizá por ello, recae en Nicolas Winding Refn, quien ni siquiera tiene licencia y ha reprobado el examen en varias ocasiones. Y es que “Drive” es un filme sobre un Conductor y sucede, en gran parte, alrededor de su auto, pero no es sobre automovilismo. Es una exploración sutil y poderosa sobre la naturaleza del ser humano.


El Festival de Cannes la reconoció por Mejor Director, igual que las asociaciones de críticos de Austin y Ohio Central, ésta última otorgándole también la presea principal. Gosling, por su parte, fue mencionado en múltiples premiaciones y obtuvo el de Mejor Actor en los Premios Satellite. No obstante, Oscar, en un silencio incomprensible, sólo la nominó por Mejor Edición de Sonoro.

Subirse a “Drive” es respirar una bocanada de aire fresco que, manejada por un antihéroe, sumerge en un estructurado viaje de cien minutos. Él simplemente conduce… en un simulacro de la realidad y un eco de verdad… JUST DRIVE!

Drive

EE.UU. 2011

Director: Nicolas Winding Refn.

Reparto: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Oscar Isaac, Ron Perlman.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo