top of page

"Creed III" de Michael B. Jordan

Una pelea más...

Adonis Creed (Michael B. Jordan) se ha retirado, tiene un gimnasio y representa a boxeadores; está casado con Bianca (Tessa Thompson) y tienen una hija, Amara (Mila Davis-Kent). Todo va bien hasta que reaparece en su vida Damian Anderson (Jonathan Majors), quién fuera como un hermano mayor en su adolescencia y quién terminará por más de una década en prisión. Anderson quiere recuperar el tiempo y convertirse en un campeón del boxeo. Adonis lo ayuda sin sospechar que en ello podrá en riesgo su tranquilidad.

Tras el éxito de "Creed" y "Creed II" era de esperarse que hubiera una tercera parte y no será rato que haya otras entregas más, incluso se habla de spin-offs. La fórmula funciona y ésta no es la excepción, aunque se le nota menos en forma que las anteriores. "Creed III" tiene varios problemas.

El primer gran problema de "Creed III" está en su guion. Una regla básica de cualquier historia está en que el protagonista debe tener un problema, le debe de faltar algo. A Creed, en el primer acto, no le falta nada. No es que extrañe el boxeo (que sería muy cliché) ni tampoco que tenga algo de su pasado sin resolver. Sí, hay recuerdos, pero faltan escenas que lo conecten emocionalmente. Luego, hay un desenfoque sobre quién es el protagonista, si Creed o Anderson. El filme se enfoca en crear empatía con Anderson y en ello pierde conexión con Creed. Los elementos están ahí, pero no están conectados.



El debut como director de Michael B. Jordan es afortunado, cumplidor. Tiene sus áreas de oportunidad, sobre todo en la dirección de actores. A Majors le hemos visto ya buenas interpretaciones y aquí no siempre es creíble. Eso sí, el físico lo hace un gran rival para Creed. Tanto Jordan como Majors se ven impresionantes. El que Majors sea más alto enfatiza aún más el reto para Creed.

El otro aspecto del que se olvida "Creed III" es de la propuesta visual que presenta en el prólogo (la última pelea de Adonis antes del retiro) y donde se usa cámara lenta para mostrar el impacto de los golpes. Es un recurso que hace muy llamativos y lucidores los momentos, pero después ya no se usa. Le hubiera dado más identidad al filme.

Quizás "Creed III" funcionaría mejor si el centro estuviera en los cómo dos hombres maduros se reinventan o bien en el cómo resuelven sus errores del pasado o cómo viven con sus decisiones. Lo hubiera hecho muy poderoso y hay elementos para reforzarlos incluso a través de otros personajes. Por ejemplo, Bianca menciona por qué dejo de estar en un escenario y está en paz con ello, aunque lo extrañe. Por cierto, Tessa Thomson está muy bien, ojalá la aprovecharan más.

"Creed III" funciona porque tiene ritmo, un elenco talentoso y carismático, suficientes momentos emotivos y buenas peleas, pero es eso, es una pelea más para la serie de Rocky (ya sin Sylvester Stallone quién ahora funge únicamente como productor ejectuvo). Es una pelea de la que no "huye" como sugiere su póster, pero también es una que no le suma.

🥊🥊🥊

EE. UU. 2023 - 1h 56m


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page