Constantine

Keanu Reeves encuentra otro personaje que se beneficia de su estoica capacidad histriónica. En esta ocasión se trata de John Constantine, un hombre bendecido o maldecido, según se prefiera, con la habilidad de ver a demonios y ángeles mestizos en la tierra. El ‘regalo’ le fue dado luego de que intentara suicidarse en su juventud. Ahora se dedica, a causa de nada más interesante que hacer, a exorcizar demonios. Cuando Ángela (Rachel Weisz), una detective, le solicita su ayuda para resolver el suicidio de su hermana gemela, Constantine accede reticente.



“Constantine” es una adaptación más del mundo del comic. En esta ocasión se trata de una bastante libre de Hellblazer un título de DC Comics creado por Alan Moore durante su estadía en el estudio. El caricaturista se inspiró en Sting para crear el personaje que originalmente es británico y rubio. Además de esas licencias, “Constantine” presenta varios personajes creados específicamente para el filme. El cambio de nombre se debe a la cercanía con el estreno de “Hellboy” (2004), cuyo título podría generar confusión.


El encargado de traer a la vida a “Constantine” es Francis Lawrence, un debutante en la pantalla grande con experiencia en videos musicales para cantantes como Britney Spears y Justin Timberlake. Lawrence sustituye a Tarsen Singh (“La célula”, 2000), quien dirigiría originalmente el proyecto con Nicolas Cage como protagonista impuesto por el estudio. Irónicamente cuando Singh salió del proyecto, Cage lo hizo también.


El primer trabajo de Lawrence si bien no es sobresaliente tampoco es lamentable. La mezcla de misterio, teología y lo sobrenatural es bastante atrayente y logra atrapar al espectador en un relato con varios huecos e inconsistencias. El director es lo suficientemente hábil para crear un escenario decadente que alterna con una ciudad de Los Ángeles apocalíptica para representar el infierno. Definitivamente su experiencia detrás de la cámara le ayuda para permitir que el relato avance a buen ritmo. El contar con un reparto de estrellas es otro punto a su favor. Reeves hace lo que mejor sabe, que no es mucho en realidad, pero funciona para el personaje. Rachel Weisz es un buen interés romántico y una actriz talentosa incluso con un papel no del todo desarrollado. El cuadro lo completan una interesante y andrógina Tilda Swinton como el ángel Gabriel, Peter Sormare como el demonio, Djimon Honsuo y un muy joven Shia LaBeouf como el responsable del toque cómico.


“Constantine” es un cuento gótico que en términos formales, como su protagonista, no está ni en el cielo ni en el infierno, en términos de entretenimiento está más cercano al primero... y eso es un buen principio.

EE.UU./Alemania 2005

Director: Francis Lawrence.

Reparto: Keanu Reeves, Rachel Weisz, Tilda Swinton, Peter Stormare, Djimon Hounsou, Shia LaBeouf.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada