Claroscuro

Cautivadora es la palabra que mejor define a esta cinta que narra la historia de un prodigio de la música, David Helfgott. Alentado por su padre (Armin Mueller-Stahl), Helfgott (Geoffrey Rush) emprende un camino que lo lleva a descubrir su innegable don para el piano, consiguiendo ser aceptado por la Real Academia de Música. Sin embargo, es esta oportunidad la que lo enfrenta a la dominación de un rígido padre marcado por la persecución durante la Segunda Guerra Mundial, a la búsqueda de su libertad y al desequilibrio mental a causa del consecuente rechazo paterno y las presiones profesionales. El músico se enfrenta entonces a 15 años en un hospital psiquiátrico y posteriormente a la posibilidad de reconstruir su vida y retomar aquello que le permite estar más cerca de la “realidad”, la música.



Basada en una historia real, la cinta dirigida por Hicks, consigue que la poco convencional vida de Helfgott logre atrapar al público desde un principio e incluso que éste se identifique en la medida de lo posible con el artista. Innumerables son las cuestiones que la cinta llega a plantear al espectador y que permiten que haya un mayor acercamiento. Basta tan sólo con mencionar el tema de las expectativas de los padres con respecto a sus hijos. Y es que a pesar de la singular historia del músico, no deja de ser una historia más dentro de las muchas que se están escribiendo hoy.


El gran logro de Hicks es que no pretende darle una solución a los conflictos de Helfgott. Por el contrario, el director se limita a presentar cuestiones sobre la esencia del hombre, sobre las respuestas emocionales ante los problemas, sobre la necesidad de ser reconocidos, sobre el amor y la pasión, sobre las recompensas y sobre la locura como un estado de reposo en el que hay algo sin resolver. Nominada a siete premios de la Academia (incluyendo Mejor Película Mejor Actor, Mejor Actor de Reparto, Mejor Director y Mejor Guion Original), “Claroscuro” es el retrato de un espíritu creativo que habita en un mundo propio y que sólo puede compartir al tocar su música y por ende, los sentimientos.

Shine

Australia 1996

Director: Scott Hicks.

Reparto: Geoffrey Rush, Noah Talor, Armin Mueller-Stahl, Lynn Redgrave y John Gielgud.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo