Casi famosos

Los escenarios, la fama, el glamour y los excesos envuelven todas las historias que se cuentan sobre rock and roll. El drama inunda cada uno de los relatos y las verdades empiezan a doler. La línea entre fantasía y realidad se tona cada vez más delgada y sin embargo, es inevitable aferrarle a la ilusión. Es precisamente esa ilusión la que Cameron Crowe (“Jerry Maguire”, 1996) construye con base en sus propias vivencias como reportero en la década de los setenta. Los recuerdos y la selección que Crowe hace de ellos dan forma a esta cinta donde el joven William Miller (Patrick Fugit) viaja como reportero, junto a la banda Stillwater para descubrir no sólo aquello que se muestra cuando las luces se apagan, sino también aquello que vive en su interior, que lo motiva y lo lleva a construir un mundo propio.



En “Casi Famosos”, Miller descubre al rock and roll, luego de que su hermana cansada de la sobreprotección de su madre Eleine (Frances McDormand) decide dejar el hogar. Su legado para el niño de once años: una maleta con discos. Una maleta que abre un espacio en la mente del niño y que unos cuantos años después lo lleva a perseguir su sueño de conocer a sus cantantes favoritos, pero su acercamiento va más allá del mero fanático. El quinceañero escribe y no con malo resultados, lo cual lo lleva a publicar para la revista Creed y más tarde para Rolling Stone. Es en su labor para esta última publicación que se sumerge en las vidas de Russel Hammond (Billy Cudrup) y su grupo Stillwater, sin dejar de lado las historias de las famosas groupies -fanáticas dispuestas a todo con tal de pasar un rato con su artista favorito; Kate Hudson, por cierto, debuta como una en este filme que le valdría una nominación como Actriz de Reparto al Oscar-. Pronto, descubre que ser conocido por los cantantes como ‘El Enemigo’ conlleva más de lo que en un principio pensó.


En un tono un tanto rosa que puede no ser del agrado de todos, Crowe, quien obtuvo el Oscar por el Mejor Guion Original en 2001 por este filme, muestra desde la inocente perspectiva de William a aquellos aspectos que conforman a toda la banda: la amistad, los celos profesionales, el asedio de los fanáticos, los excesos sexuales, sociales y “medicinales”. Así logra un retrato que escapa del dramatismo exagerado y que permite tal vez una imagen más fiel de lo que fue. Un retrato ingenuo, pero tal vez y sólo tal vez, más sincero... después de todo los niños siempre dicen la verdad, o al meno ésa es la apuesta.

Almost Famous

EE.UU. 2001

Director: Cameron Crowe.

Reparto: Billy Cudrup, Kate Hudson, Frances McDormand, Jasón Lee y Philip Seymour Hoffman.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada