Camino salvaje

“Leí en algún lugar… qué importante es en la vida no necesariamente ser fuerte, sino sentirse fuerte,” Christopher McCandles.


En agosto de 1992 el cuerpo sin vida de Christopher McCandles fue hallado en un autobús cercano al Parque Denalí en Alaska. Tenía 24 años. Un par de años antes se había graduado con calificaciones sobresalientes de Emory donde estudió Historia y Antropología. En lugar de seguir el camino tradicional, McCandles decidió dejar todas sus posesiones y entregarse de vuelta a la naturaleza. Era su viaje a la introspección, su camino a la libertad.


A John Krakauer, escritor y montañista, le llamó la atención la muerte del joven y decidió investigar al respecto. Su exhaustiva labor dio por resultado “Hacia rutas salvajes”, un minucioso relato periodístico que da cuenta de los últimos días del autodenominado Supertramp (súper vago o caminante). Sean Penn decidió hacer lo propio para la pantalla grande. Consumarlo le tomó diez años pues se aseguró de cuidar cada detalle y contar con la aprobación de la familia McCandles.


“Camino salvaje” es un trabajo tan brillante como personal. Y curiosamente es personal no sólo para Penn, sino para Krakauer, McCandles y cualquiera que haya si quiera considerado la posibilidad de dejar la sociedad para llevar una vida alejada de todo aquello que la modernidad ha etiquetado como necesario sin que lo sea.


Penn presenta un relato que evade la estricta cronología y profundiza en el viaje de Christopher y en el impacto que tuvo en su familia y cada uno de aquellos que conoció en el transcurso. Emile Hirsh es McCandles. El “es”, es una afirmación, no una metáfora. El actor entrega una hipnótica interpretación, llena de valentía y detalle. Hirsh no utilizó dobles y bajó más 20 kilos durante el rodaje para mostrar el deterioro en el cuerpo de McCandles. El cambio físico no es un cliché, es un reflejo de una entrega indiscutible a un personaje tan intrigante como incomprensible. A Hirsh lo acompaña un reparto que incluye a William Hurt y Marcia Gay Harden como sus padres, Brian Dieker y Catherine Kenner como una pareja de hippies, Vince Vaughn como un granjero que le da empleo, Kristern Stewart como una adolescente que lo admira y tiene como su amor platónico, y Hal Holbrook como un anciano aislado que no puede evitar verlo como parte de la familia que perdió hace mucho. Todos hacen una labor sobresaliente. La de Holbrook lo hizo de una nominación al Oscar por Mejor Actor de Reparto, la cinta fue considerada también por Mejor Edición. Hirsh fue reconocido como Mejor Actor en el Festival de Mill Valley.


Filmada por completo en locación, “Camino salvaje” es un fascinante retrato de un joven que vivió al límite pero de una manera más sana que muchos de sus contemporáneos. Su decisión puede considerarse como admirable o completamente falta de cordura. Krakauer evita sacar conclusiones. Penn se inclina un poco por la primera. Es una decisión interesante. Penn llena de vida con variados recursos cinematográficos el camino de McCandles. Es inevitable permanecer indiferente. El Festival Internacional de Palm Springs y el Festival de Roma lo consideraron el Mejor Director. Los Premios Ema la Mejor Película. Al final, Penn sólo hizo lo que McCandles ya había decretado: “si admitimos que la vida humana puede ser gobernada por la razón, entonces toda posibilidad de vida es destruida”.


Into the Wild

EE.UU. 2007


Director: Sean Penn.

Reparto: Emile Hirsh, William Hurt, Catherine Keener, Marcia Hay Harden, Jena Malone, Kirsten Stewart, Vince Vaughnm, Hal Holbrook.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo