Cálculo mortal

“Disfruto tomar una posición indefendible y crear un argumento a su favor,” Justin.


Prometedora es la primera palabra que viene a la mente después de ver los avances de “Cálculo mortal”. La última: cumplidor. El thriller recuerda, con una premisa interesante, personajes cautivadores y sólidas interpretaciones, a la obra de Hitchcock. Sin embargo, no es capaz de utilizarlos para construir una obra de primera línea. A cálculo mortal le funciona la fórmula pero le falla la pasión.


Richard Haywood (Ryan Gosling) y Justin Pendleton (Michael Pitt) son dos adinerados e inteligentes adolescentes que motivados por la posibilidad de mostrar su superioridad idean el crimen perfecto. La veterana detective, Cassie Mayweather (Sandra Bullock), es la encargada, junto con su compañero, el metódico Sam Kennedy (Ben Chaplin), de resolver el caso. Al tiempo que los detectives comienzan a encontrar las piezas, el espectador irá recibiendo otras claves (no todas) fundamentales para resolver el rompecabezas.


“Cálculo mortal” funciona como dos películas en una. Por un lado, es una genérica historia de un detective luchando con sus demonios y por otro, una exploración sobre los alcances de un par de aburridos amigos. La primera funciona gracias a la labor de Sandra Bullock. La actriz va en contra de su encanto natural al interpretar a una mujer, en apariencia, segura y, en el fondo, tan solitaria como vulnerable. Es el tipo de personaje por el que el espectador desea sentir simpatía pero no puede conseguirlo del todo ante la tristeza y extrañeza que lo rodean. La segunda, y más interesante, tiene a su favor la labor de Gosling y Pitt. Gosling, nominado en ese año por la Asociación de Críticos de Chicago como Actor Más Prometedor, es el joven con todas las ventajas deseables: atractivo físico, dinero, inteligencia, encanto natural y un padre con las mejores relaciones. Pitt, por otra parte, es, aunque un tanto introvertido, intelectual en un sentido que raya en lo filosófico. El dúo tiene un latente homo erotismo que no llega a ser significativo aunque hubiera dado por resultado una cinta mucho más interesante. El guion de “Cálculo mortal”, precisamente, no termina de cohesionar los aspectos emocionales, intelectuales y políticos de la historia. Barbet Schroeder hace una buena labor. El iraní dirige meticulosamente la historia, jugando con los espectadores y personajes, al mismo tiempo.

“Cálculo mortal” es un cumplidor thriller psicológico que no termina por atreverse a colocar las piezas claves que ya antes ha sacado a relucir: la mutua fascinación y fines siniestros del joven dúo. Aún así es lo suficientemente interesante como para invitar a cualquiera a deducir el cálculo.


Murder by Numbers

EE.UU. 2002


Director: Barbet Schroeder.

Reparto: Sandra Bullock, Ben Chaplin, Ryan Gosling, Michael Pitt.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada