Atracción fatal

“Atracción fatal” es de esas películas que aunque imperfectas y quizás, podría decirse, sobre valoradas, bien valen la pena ser vistas. Hay mucho rescatable en ella y la historia que presenta en pantalla es igual de interesante a la que se llevó tras la pantalla.



Dan (Michael Douglas) y Beth Gallagher (Anne Archer) han estado casados por nueve años. Tienen una hija de seis y planean mudarse a una casa más amplia. Cuando Beth viaja un fin de semana para ver posibles inmuebles, Dan aprovecha la oportunidad de pasar la noche con Alex Ryder (Glenn Close), una atractiva e intrigante mujer que conoció en una fiesta. Para Dan se trata de una aventura, pero Alex no tiene la misma idea en mente. Alex no está dispuesta a dejarlo ir tan fácilmente, y desde luego, las cosas se complican cuando resulta embarazada.


Glenn Close tiene en Alex Ryder uno de los personajes más emblemáticos de su trayectoria. La obsesiva y psicótica mujer fue ubicada por el American Film Institute en la séptima posición en la lista de los 100 héroes y villanos del cine. El papel para el que audicionaron Emma Thomson y Sharon Stone, le fue ofrecido, entre otras, a Susan Sarandon, Kim Bassinger, Melanie Griffith, Kathleen Turner, Geena Davies, Isabell Adjani y Miranda Richardson. Todas lo rechazaron. Interpretar a Alex implicaba nudismo, intensas escenas de cama y mucha locura. Cuando Close mostró interés por el personaje ni su representante consideró que fuera adecuada para la parte. Un Adrian Lyne reticente le hizo pruebas y finalmente le dio el personaje. El resto es historia. Close obtuvo una de las seis nominaciones que la Academia le dio a la cinta. Su trabajo encarna a la perfección el título de cinta.


Adrian Lyne, quien obtuvo la silla de director luego de que más de veinte directores (Brian de Palma y John Carpenter, entre ellos) declinaran el proyecto, hace una interesante adaptación de la película para televisión británica de James Dearden. El principal acierto está en las dos primeras partes cuyo foco está en el realismo psicológico. Lyne genera tensión entre los personajes y construye atinadamente el conflicto. Sin embargo, la parte final es complaciente. Varios aspectos quedan inexplorados (principalmente la complejidad de Alex, sus motivaciones y antecedentes, y la frialdad de Dan ante el embarazo de su acosadora, después de todo el bebé es su hijo). Y la resolución más que adecuada para un thriller psicológico parece de película de terror. Aún así, lo destacable hizo que “Atracción final” obtuviera un lugar en la quinteta de Mejor Película al Oscar, y nominaciones como Mejor Director, Mejor Guion Adaptado, Mejor Edición y Mejor Actriz de Reparto para Anne Archer. La actriz, como la esposa determinante, es un buen contrapeso para Close. Además, la película se colocó como la segunda más taquillera de 1987.

Intensidad, obsesión, pasión y locura pueden parecer como una serie de ingredientes deseables para una relación casual, pasajera, pero son igualmente peligrosos y terminalmente fatales.


Fatal Attraction

EE.UU. 1987


Director: Adrian Lyne.

Reparto: Michal Douglas, Glenn Close, Anne Archer.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo