Asesinos por naturaleza

Violencia, medios y celebridad.

Mickey Knox (Woody Harrelson) y Mallory Wilson (Juliette Lewis) son una singular pareja que viaja por Estados Unidos dejando una ola de muerte tras su paso. Una pareja para la cual la discreción no es una virtud. Por el contrario, están interesados en dejar huella de sus actos. Y otros están interesados en hacer eco de ellos. Pronto su fama comienza a crecer y su presencia acapara espacios en los principales medios. La gente los conoce, los admira, imita u odia, pero todos los conocen. Todos desean seguir su historia.



“Asesinos por naturaleza” es el tipo de película que puede gustar o no, pero nunca dejar indiferente. Obra de Oliver Stone, director de una de las mejores cintas que hay sobre la guerra, “Pelotón” (1986), y de la fallida “Alexander” (2004), presenta este bizarro espectáculo donde se mezclan el color con el blanco y negro, la comedia, el drama y lo caricaturesco, el 35mm con la Super 8... y funciona. Toda esta forma refuerza el fondo del asunto, la naturaleza violenta de los protagonistas. Precisamente fue ésta la que causó controversia en su estreno y sigue impactando a sus espectadores. Paradójicamente, la cinta no es la ni la más violenta ni la más explícita, pero impacta al muestrar la respuesta de la sociedad ante ella.


Con un guion de Quentin Tarantino (“Pulp Fiction”, 1994 y “Kill Bill Vol. 1 y 2”, 2003 y 2004), “Asesinos por naturaleza” se hizo de un par de premios entre los que destacan un premio especial del jurado para Stone en el Festival de Venecia y otro como Mejor Actriz para Lewis, además de una nominación al Globo de Oro como Mejor Director. Son precisamente estos elementos los que más destacan dentro del filme: el estilo de Stone en todo su esplendor y un trabajo de Harrelson y Lewis destacado. El caso de Downey Jr. y Lee Jones es distinto ya que en algunos momentos se sobre actúan un poco. Aun así, el personaje del primero como Wayne Gale, un reportero preocupado por la nota, el espectáculo y la vanidad, es entrañable.


El valor de “Asesinos por naturaleza” recae en el retrato que hace de los valores de la sociedad actual. Una sociedad que aprecia el escándalo y el espectáculo antes que el contenido. Una sociedad que presenta como modelo aquello que sorprenda, sin tomar en cuenta lo que hay detrás. La cuestión está en quién es el verdadero asesino y qué es lo que mata.

Natural Born Killers

EE.UU. 1994

Director: Oliver Stone.

Reparto: Juliette Lewis, Woody Harrelson, Tommy Lee Jones, Robert Downey Jr.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo