2012

“En el momento en que dejemos de luchar uno por el otro habremos perdido nuestra humanidad,” Adrian Hemsley.

La Tierra no es ajena al recorrido natural de los seres. “2012”, fecha en que varias predicciones anunciaban el fin del mundo, ilustra los últimos días del planeta.



Roland Emmerich (“Independence Day”, 1996, “El día después de mañana”, 2004) se ha especializado en películas de desastre. La historia inicia en 2009 cuando un grupo de científicos comandados por el geólogo Adrian Hemsley (Chiwetel Ejiofor) descubre que varios movimientos de la Tierra y cambios climáticos anuncian una catástrofe que cambiará la faz del planeta para siempre. Cuando el día llega, el escritor Jackson Curtis (John Cusack) hará hasta lo imposible por salvar a su familia del desastre. Para conseguirlo, Jackson deberá cruzar medio hemisferio para conseguir un lugar en las arcas que los principales gobiernos han construido de forma secreta.


“2012” entrega lo que promete. Los efectos visuales son simplemente espectaculares. Hay terremotos, maremotos, inundaciones, desmoronamientos, lluvias de fuego, desgajamientos de montañas, destrozamiento de edificios y ciudades completas. Cada uno igual de convincente. Es claro que Emmerich pensó en grande y supo invertir los 250 millones que costó la película. El director presenta un momento catastrófico tras otro pero no de forma apresurada. El espectador tiene tiempo de apreciar, casi sentir, cada uno de los efectos especiales. Pero “2012” consigue ser más que un mero espectáculo visual.


A pesar de que los primeros treinta minutos que intentan presentar el panorama, explicar los hechos científicos e introducir a los personajes, no funcionan del todo bien (son excesivos, pesados y un tanto inconexos), “2012” consigue hacer un par de señalamientos políticos, sociales, éticos y morales, y, sobre todo, dar un aliento de esperanza. El mérito es en parte de Emmerich y en gran medida del elenco. A diferencia de muchas otras películas del género, “2012” cuenta con actores de verdad. John Cusack tiene el mayor peso como el padre desesperado que en esta ocasión funge como el héroe de la historia. Cusack recibe buena réplica de Amanda Peet, quien interpreta a su exesposa. Woody Harrelson tiene una breve pero muy simpática participación como un conductor de radio extasiado con la “belleza” tras la destrucción. La revelación es Chiwetel Ejiofor como el científico con conciencia moral.


Quizá “2012” no sea un filme perfecto ni consiga ser trascendente en un sentido social pero sin duda establece un nuevo estándar para el género de desastres y se coloca como un representante digno. Para ser un filme de desastres, “2012” está lejos de ser uno.


EE.UU. 2009


Director: Roland Emmerich.

Reparto: John Cusack, Amanda Peet, Thandie Newton, Oliver Platt, Woody Harrelson, Dany Glover.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada