21 gramos

Al morir, se dice, el cuerpo pierde exactamente 21 gramos. Algunos piensan que es el peso del alma, otros un simple efecto de los procesos biológicos. Veintiún gramos es lo que pesa un colibrí, lo que pesa una barra de chocolate. ¿Pesará lo mismo la esencia del ser humano?



En “21 gramos”, Alejandro González Iñárritu presenta su segundo largometraje. De nuevo tiene como base un guión del novelista Guillermo Arriaga que resulta en una serie de tres personajes que ven sus vidas cambiar luego de un accidente. El profesor de matemáticas, Paul (Sean Penn) espera un transplante. Su precaria salud es igual al estado de su matrimonio, en el que su esposa Mary (Charlotte Gainsbourg) se aferra a la donación de su esperma para poder tener a su bebé. Cristina (Naomi Watts) es una adicta en recuperación con dos hijas y un cariñoso esposo. Y Jack (Benicio del Toro), un exconvicto recién convertido al cristianismo, se apresta con ánimo a trabajar para sacar adelante a su familia.


Fotografiada por la melancólica lente de Rodrigo Prieto y filmada casi por completo con cámara en mano, “21 gramos” es una tormentosa historia, que si bien podría haberse contado de forma lineal, ve sus efectos acentuados con una compleja estructura narrativa que viaja entre las historias al tiempo que lo hace entre el pasado, el presente y el futuro. Al igual que en “Amores perros” (200), Gónzalez Iñárritu no concede al espectador. “21 gramos” requiere de la completa atención de la audiencia. El virtuoso logro de su construcción y edición obligan a participar mientras la angustia aparece y a pesar de que la mirada preferiría dirigirse a otro lado. El desempeño histriónico es impecable. Sean Penn, Naomi Watts y Benicio del Toro dan interpretaciones de primer nivel, entre lo mejor de sus trayectorias. Watts y del Toro fueron nominados al Oscar como Mejor Actriz y Mejor Actor de reparto, respectivamente. En el Festival de Venecia recibieron el Premio de la Audiencia; Penn se hizo de la Copa Volpi como Mejor Actor.


“21 gramos” confirma el talento del nominado al León de Oro, Alejandro González Iñarritu, como un director contundente, poderoso, crudo y confrontante. A pesar de su tono lúgubre, el filme es al mismo tiempo una historia de esperanza y humanidad, de resistencia y supervivencia. Los 21 gramos son el peso simbólico que puede tener la misma vida, el pasado, la culpa, el arrepentimiento, y la muerte de otros. Parecen pocos 21 gramos pero el peso que queda sobre los hombros de quienes permanecen cuando otros se han ido puede ser tan ligero como imposible de soportar.


21 Grams

EE.UU. 2003


Director: Alejandro González Iñárritu.

Reparto: Sean Penn, Naomi Watts, Benicio del Toro, Charlotte Gainsbourg, Melissa Leo.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo