"Rebelde"

"Rebelde" recibe el tratamiento Netflix.

Este podría ser un acto suicida. "Rebelde" viene precedida del éxito de la versión original en Agentina y más aún del de su remake en México a inicio del siglo (sí, ya pasó tanto). Esa versión tuvo 440 capítulos, duró casi dos años y generó un grupo musical (RBD) que giró en más de 20 países y vendió más de 15 millones de discos, además de ganar, entre otros premios, el Grammy y el Billboard Latino. "Rebelde" de Netflix es una continuación.

El concepto básicamente es el mismo, sólo que actualizado y con los ingredientes que tanto le han funcionado a Netflix en otras de sus series juveniles ("Élite", "Control Z", "Riverdale"), es decir: sexo, lenguaje altisoante, desnudos (bueno, semidesnudos), tatuajes y piercings. En esta ocasión no hay drogas, hay música. Es más, imagínense que esta versión es como el hijx de la "Rebelde" de los 200's, pero con "Élite" y "High School Musical" (es más sexosa, pero fresa en comparación con "Élite").

La temporada inicia con el ciclo escolar. Los personajes centrales son Jana (Azul Guaita Bracamontes), una pop star que intenta encontrar su lugar; Luka (Franco Masini), quién se niega a tomar los negocios de la familia por favorecer sus deseos musicales; Esteban (Sergio Mayer Mori) busca desentrañar el secreto de la desaparición de su madre; MJ (Andrea Chaparro) quiere libertad de su familia conservadora y religiosa; Dixon (Jerónimo Cantillo), colombiano amante de la música urbana y con look estrafalario, y Andi (Lizeth Selene), la rebelde. El objetivo es armar un grupo musical y participar en la guerra de bandas pues resulta que Elite Way School (EWS, por favor) se ha convertido en un colegio clave para comenzar una carrera en el medio gracias al éxito de RBD cuyos miembros son leyendas (literal hay una vitrina con los uniformes y memorabilia). A ello se le suma el misterioso regreso de La Logia y, desde luego, hay enredos y romance.

Este regreso de "Rebelde" es cumplidor y muy probablemente se convertirá en otro de los éxitos de Netflix, quizás, incluso le dé una serie que funcione en términos musicales (¿Generará también un grupo musical?) y hasta un par de tendencias de moda. Para los que gustaron de la original, hay nuevas versiones de varios éxitos de RBD y están de regreso Karla Cossío como Pilar Gandía (la hija del director), ahora mamá de Jana, y Estefanía Villarreal / Celina Ferrer, la directora (bastante fuerte, por cierto, cuando otro personaje le dice que ella pudo haber sido parte del grupo, "en lugar de estar siendo la nana en la escuela", pero "así es la vida"); Luka es Colucci, aunque aún no se sabe qué relación tiene con Mía (Anahí), pero eso abre la posibilidad de que los RBD aparezcan, si la hay, en una próxima temporada. Entre el reparto de adultos están Karla Sofía Gascón, Leonardo de Lozanne, Mariana Gajá, Dominika Paletta y la participación especial de Natalia Lafourcade; entre los jóvenes, destacan también Alejandro Puente (Sebastián Langarica, el principal antagonista) y Giovanna Grigio (la ambiciosa, pero con corazón Emilia Alo).

La serie tiene áreas de oportunidad. Hay capítulos en los cuáles la acción brinca un tanto de más, lo que enturbia el flujo de los eventos, ¿el guion? ¿La edición? ¿La pandemia (se grabó durante)? Igualmente los actores deben trabajar mucho más en el lip sync, se nota mucho en algunos de los números y eso desconecta. También sería bueno distanciarse más de "Élite" en términos visuales. Hay un pasillo, con las escaleras al fondo que, o bien es el mismo o está claramente inspirado en el de esa serie y se usa para lo mismo. Se le agradece que, al menos, no hay un crimen que resolver como en "Élite", "Control Z" o "13 Reasons Why".

"Rebelde" no niega la cruz de su parroquia, es bastante clara la equivalencia de los personajes centrales con las de los originales. Sin embargo, actualiza lo suficiente los elementos como para hacerla atractiva. El cast es un gran acierto. En especial, destacan Azul Guiata Bracamontes, Franco Masini (su audición para la sección de música es de lo mejor de la temporada) y Andrea Chaparro; Lizeth Selene y Jerónimo Cantillo merecen más material y Sergio Mayer Mori es carismático, pero desmerece frente a los demás. Este "Rebelde" es claramente un producto mercadológico, de nostalgia y de appeal internacional (el reparto es de varios países de latinoamerica, con figuras emergentes que no niegan sus orígenes ni ocultan sus acentos), con suficientes aciertos como para hacerla funcionar, aunque habrá que ver qué tanto puede diferenciarse y hacerse de un lugar en un contexto donde la novedad pasa mucho más rápido. Quizás ahora, "seguir con todo a los demás", no juege del todo a su favor o no consiga hacerle eco a quello de "sálvame".

📱📱📱

México 2022 - 8 Episodios de menos de 1 hora


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo