"Rápidos y furiosos 9" de Justin Lin

Más rápidos y más furiosos... la fórmula sigue funcionando.

El retraso de la novena entrada en la la saga bien valió la pena. Encuentra a Dom (Vin Diesel) y Letty (Michelle Rodríguez) en el retiro, criando a Brian, el hijo que Dom tuviera con Elena (Elsa Pataky) cuando Roman (Tyrese Gibson), Tej (Chris "Ludacris" Bridges") y Ramsey (Nathalie Emmanuel) acuden para pedir su ayuda. El avión de Mr. Nobody (Kurt Russell) fue atacado y Cipher (Charlize Theron), a quién recién había capturado, ha desaparecido. Tras ello está Jakob (John Cena), el hermano menor de Dom y de quién se distanciara tras un evento que culminó con la muerte de su padre.

Hay que decirlo, "Rápidos y furiosos" conoce bien su fórmula y sabe cómo refrescar lo suficiente sus ingredientes como para no decepcionar. Esta no es su mejor entrega, pero es una adición digna. En términos de historia, agrega antecedentes de Dom para llevar a lo literal la cuestión de familia que es, en cuestión de emotividad, uno de sus principales discursos. La familia es esencial en ese sentido y todo se hace por ella, así que es un verdadero drama el que dos hermanos estén contrapuestos. John Cena es un digno rival para Diesel, luego de que las diferencias de éste último con Dwayne "La Roca" Johnson, evitaran su regreso en esta entrega. Por otra parte, está el regreso de alguien del pasado, que, en este caso puede decirse es el propio Jakob (aunque la verdad es que nos sabíamos de su existencia, por lo que su aparición es un tanto de telenovela), pero no es el único. La serie reaparece a Han Lue (Sung Kang), un favorito del público que se pensaba había muerto en "Rápido y furioso: Reto Tokio". Regresan también Jordana Brewster como Mía, la hermana de los Toretto; Helen Mirren como Queenie Shaw en una secuencia bastante ocurrente y Gal Gadot como Gisele, pareja de Han, cortesía de material de archivo de "Rápidos y furiosos 6" que no había sido visto antes. Charlize Theron le saca jugo a cada momento en que aparece, aunque esta entrega sólo sirve para apuntalar un rol mayor, como el que tuvo en el filme anterior, para la décima cinta. A Jason Statham hay que verlo en la escena post créditos que también apuntala a lo que viene en camino.

Por la parte de la acción, uno podría pensar que ya se ha visto todo cuando se habla de una franquicia que va en su entrega nueva, no digamos que ya tuvo una spin-off "Rápidos y furiosos: Hobbs & Shaw” que utilizó los mismos recursos, pero no es así. En esta ocasión, un elemento clave es un campo electromagnético que es utilizado con bastante creatividad en un par de secuencias que, como siempre, van aumentando en espectacularidad conforme el filme progresa. Eso sí, no esperen que todo sea verosímil, parte del encanto de todo está está en conceder un tanto como sucede con la llegada al espacio de un par de integrantes del equipo de Dom. No diré mucho más, pero "hace sentido" y es muy graciosamente riesgoso.

"F9" o "La Saga Rápido" le falla la velocidad un tanto al inicio, pero, pero una vez que lo hace no suelta el motor y entrega el viaje que ha prometido con toda la furia que amerita.

🎬🎬🎬

EE. UU. 2021 - 2h 25m


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo