top of page

"Mini Espías: Armagedón" de Robert Rodríguez

Es lo mismo y casi es igual.

"Mini Espías" es una franquicia exitosa. Nació en 2001 y ha dado hasta el momento una tetralogía, un especial para televisión, novelas, cómics y videojuegos. Han recaudado en taquilla más de 550 millones de dólares, un retorno de inversión muy bueno si se considera que los presupuestos no superan los 38 millones. "Armagedón" es un reboot.

Los Tango-Torrez son una familia como "cualquiera otra". Nora (Gina Rodríguez) y Terrence (Zachary Levi) quieren lo mejor para Tony (Connor Esterson) y Patty (Everly Carganilla), sus inquietos hijos. El acceso a dispositivos es, por lo mismo limitado, pero Tony y Patty se las ingenian para divertirse con el nuevo videojuego sin saber que con ello le darán acceso al sistema a "El Rey" (Billy Magnussen), un desarrollador de videojuegos que quiere liberar "Armagedón", un software de gran poder que se adueña de todos los dispositivos electrónicos y exige que se juegue para poder usarlos. Cuando Nora y Terrence son capturados, Tony y Patty, quiénes apenas descubren sus padres son espías, deben tomar su manto y entrar en acción.

Hay dos maneras de ver "Mini Espías: Armagedón". La primera es bajo los estándares de las anteriores y comprendiendo justo aquello que las distinguió: comedia ligera, mucha acción, gadgets creativos, valores familiares y poco más. El enfoque está en la diversión. La segunda es en una mirada más crítica, como cualquier otra película. Bajo esa mirada y considerando el paso del tiempo, "Armagedón" se siente infantil y no en el sentido positivo. Es predecible y no muestra capacidad de haber madurado el concepto.

"Armagedón" se ve "bien". Para un filme de bajo presupuesto para los estándares de Holllywood los efectos son cumplidores y entran en la convención dado que mucho sucede bajo un contexto de videojuego donde hay realidad aumentada. Por cierto, el look del los personajes del videojuego recuerda un tanto a "Troll Hunters". Gina Rodríguez y Zachary Levi tienen poco que hacer. El show es de Connor Esterston y Everly Carganilla, muy carismáticos y con buenos momentos. Es claro que ellos la pasaron bien haciendo la película y eso se contagia, aunque no en todos los momentos. Billy Magnussen es "El Rey" y D. J. Cotrona, Devlin, el líder de la agencia de espías.

"Spy Kids: Armagedón" es una más, como salida de una fábrica. Para ser el nuevo "modelo" o la "próxima generación", como promete el póster, es decepcionante. Termina siendo una película de espías para niños muy niños, con todo y lección incluida alrededor de la verdad y el buen actuar. En honor a ello, es para los pequeños, es palomera y ya.

🎬🎬

EE. UU. 2023 - 1h 48m


Comments


bottom of page