"Madre sólo hay dos" / Temporada 2

¿O una?

La Temporada 2 de "Madre sólo hay dos" tiene sus momentos, pero no deja de sentirse que ha visto mejores momentos o que no termina de articular su discurso de empoderamiento femenino. Retoma poco después de las revelaciones del bautizo donde Ana (Ludwika Paleta) descubre que Juan Carlos (Martín Altomaro) tuvo un affair con Teresa (Liz Gallardo), madre de Mariana (Paulina Goto), quién también le declara sus sentimientos. Total que ello las deja distanciadas, por lo que Ana deberá reinventarse personal y profesionalmente, mientras que Mariana ahora intenta encontrar el equilibrio entre las mismas esferas, mientras se da una nueva oportunidad en el amor y establece una relación distinta con Ana.

"Madre sólo hay dos" sigue siendo mejor que la serie promedio de comedia que estrenan las plataformas en México, sobre todo las de Amazon Prime, lo que no es consuelo, pero sí da cierta esperanza. La serie tiene a su favor un guion que avanza de manera bastante orgánica, que evita en gran medida, no siempre (muy forzado, por ejemplo, el encuentro entre Ana y Tere en el lobby del departamento de Juan Carlos), lugares comunes y que igualmente alcanza a rehuirle al melodrama.

Ludwika Paleta sigue siendo lo mejor o de lo mejor de la serie. Paleta tiene una gran vis cómica y uno no puede más que amar odiarla cuando tienen aires de grandesa como Ana, pero lo lleva más allá pues consigue que el público la entienda como la exitosa mujer de negocios que ha tenido que pagar ciertas facturas. Esta temporada le da también bastante juego a Dalexa, quién hace a Ceci, la hija adolescente de Ana y Juan Carlos, y a Pablo (Javier Ponce) y Cynthia (Elena del Río), el ex de Mariana y su nueva pareja, la asistente de Ana. Ponce tiene gran carisma y ojalá pudiera mostrar que puede hacer más que sólo salir de guapo, chico arrepentido o fiestero; Del Río hace mucho, dándole dignidad a uno de los personajes más complejos de la serie y aprovechando cada momento. Al elenco se integran también Lisa Owen como madre de Ana, Matías Novoa como el hipster dueño del cowork, convertido en manzana de la discordia, donde todas las historias terminan convergiendo, y Adriana Luvier, bastante desaprovechada como un pasajero interés romántico de Juan Carlos.

"Madre sólo hay dos" se conserva divertida, se sigue pasando rápido, con sus momentos de picardía y abordando, de manera más ligera de la que presume, temas como la maternidad, los retos que implica, su balance con la vida personal y profesional. Quizás si no quisiera hacer y decir tanto, alcanzaría a decir más (y mejor), aunque también quizás lo principal que busque es ofrecer un rato de reflexiones y entretenimiento light.

📱📱1/2

México 2021 - 8 Episodios de menos de 40 minutos


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo