"Más barato por docena" de Gail Lerner

Esto funcionaría mejor como una serie...

"Más barato por docena" es un reboot del filme que originalmente apareciera en 1950 protagonizado por Clifton Webb y que en 2003 tuviera una nueva iteración con Steve Martin como líder de la familia; ambas contaron con secuelas. El origen viene de las novelas autobiográficas de Frank B. Gilbreth y Ernestine Gilbreth, unos hermanos que crecieron en una familia de doce.

La nueva versión respeta la idea de la "docena", pero bajo una dinámica mezclada. Paul (Zach Braff) y Zoey (Gabrielle Union) tiene dos pares de hijos gemelos (Luca y Luna y Bronx y Bailey). Cuando se conocieron, Paul ya tenían a dos hijas (Ella y Harley) y un hijo adoptivo (Haresh) de su primer matrimonio con Kate (Erika Christensen), mientras que Zoey llegó con Deja y DJ de su matrimonio con Dom (Timothy Kyle Durrett), una estrella del fútbol americano. A ellos se suma Seth (Luke Prael), el sobrino de Paul y cuya madre está en rehabilitación. Más allá del reto que implica tener tantos hijos, Paul y Zoey pasan por una mala racha económica en su restaurante, Baker's Breakfast, que quizás puede resolverse con una salsa especial que es saluda, dulce y picante según se necesite (sí, es una salsa muy versátil); por si fuera poco, Dom quiere hacerse más presente y ello representa otros cambios en la dinámica de la familia.

Ya bien podría decirse que hay un género en las películas de familias numerosas y/o hijos y desastrosos y entre las que están "Los míos, los tuyos y los nuestros", "¡Hoy sí!", "La noche que salvamos a mamá" y "Alexander y un día terrible, horrible, malo... ¡muy malo!". Esta entrega, más allá de diversidad (hay hijos rubios, castaños, birraciales, de color y hasta uno en silla de ruedas) y algunas anotaciones en torno a cómo las diferencias raciales siguen existiendo (Zoey es a la única que sigue el policía del lujoso vecindario al que se mudan y constantemente es confundida por asistente o nana) aporta poco. Sí, la mezcla de talentos es agradable, los niños son todos adorables (en especial los dos pares de gemelos) y sí hay algunos momentos graciosos y hasta propositivos como la carrera de triciclos con apuestas en la casa.

La cuestión con "Mas barato por docena" está en que abarca mucho y aprieta poco y no me refiero al número de hijos. La historia quiere contar tantas cosas (conflictos de un matrimonio, conflictos para educar a los hijos, conflictos con el ex, los retos de emprender, los retos de la adolescencia, el bullying y la lista podría seguir) que lo verdaderamente importante termina por diluirse. Si fuera una serie funcionaría mucho mejor, tendría tiempo de desarrollar en una temporada lo que plantea alrededor de los sueños y la familia como el lugar para que ello suceda. Mientras, mientras deja claro que sí es "más barato por docena" y que ello no necesariamente es algo bueno.

🎬🎬1/2

EE. UU. 2022 - 1h 47m


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo