"Jurassic World: Dominio" de Colin Trevorrow

Una era "jurásica" llega a su fin.

"Jurassic World: Dominio" tiene la difícil tarea de cerrar no ´solo la trilogía "Jurassic World", sino también la de "Jurassic Park", una franquicia que se ha convertido en una de las más exitosas con 5 billones de dólares en taquilla, atracciones en parques de diversiones, libros, serie animada y demás. "Dominio" sucede cuatro años después de los eventos con los que concluye "El reino perdido" y, en términos generales, se ocupa de ver cómo humanos y dinosaurios siguen en la búsqueda de un balance que les permita subsistir juntos o que lleve a la extinción de uno.

En términos más específicos, "Dominio" sigue tres historias que convergen. La primera se ocupa de Owen (Chris Pratt) y Claire (Bryce Dallas Howard), quienes buscan mantener oculta a Maisie (Isabella Sermon), fruto de avances de la ciencia, además de proteger a algunos grupos de dinosaurios que están siendo explotados, traficados y demás. En la segunda, la Dra. Ellie Sattler (Laura Dern), estudia con miras a solucionar una plaga de langostas que claramente fueron diseñadas y que están acabando a un ritmo brutal con los cultivos poniendo en riesgo la sobrevivencia de cientos de personas. La última sucede en Byosin, empresa que ha creado un santuario para los dinosaurios y en donde el Dr. Lewis Dodgson (Campbell Scott), busca recuperar tanto a Maisie como a Blue, hija de un velociraptor, con miras a estudiarlas.

Vamos a ser honestos, "Dominio" no es quizás el desenlace más meritorio para la saga, pero tampoco es una mala película. Su "crimen", si se le quiere llamar así, es ambicionar más de lo que casi dos horas le permiten hacer para brindar acción, aventura, toques de comedia y romance, efectos especiales, reuniones y un poco de discusión en torno a la ciencia, los riesgos de jugar con ella y también sobre la sobrevivencia y los retos de cohabitar con otras especies. Sí, es mucho y si uno de esos aspectos fuera la columna sobre la cuál se tejen los demás funcionaría mejor.

En su planteamiento y conclusión, "Dominio" precisamente busca centrarse en esto último, la convivencia entre especies, en una metáfora que, desde luego quiere tocar aspectos como el cambio climático y la extinción de especies, pero que, todavía más, va dirigida a hablar sobre cómo el capitalismo, la globalización y las políticas internacionales son también una forma de acabar con "otras especies". Es un buen enfoque y sobre el que marca una postura, pero, su argumentación es débil pues se olvida de ello en el camino. En fin... no siempre se puede tener entretenimiento y sustancia.

Ahora, hablando justo del entretenimiento. "Dominio" cumple bastante bien en ese frente. Tiene buen ritmo y varias secuencias de acción muy espectaculares entre las que se encuentra una en malta con Owen en motocicleta y que recuerda a la de "Sin tiempo para morir" en Italia, así como la llegada y el escape a Biosyn. Igual están esos momentos de "terror", sobre todo, cuando, como es de esperarse, en el santuario es comprometido y los dinosaurios quedan, de nuevo, a la buena de Dios. Sí, ésa es otra de las cuestiones, ¿qué tanto hay la posibilidad de llevar una historia de "Jurassic Park / World" legos de aquellos aspectos que se han vuelto un cliché dentro de la propia franquicia? Es decir, qué tanto se puede evitar aquello de tener un predador genéticamente modificado y impredecible o un espacio donde los dinosaurios están contenidos y que deja de serlo. Es inevitable sentir que se repiten.

Por otra parte, este cierre tiene el acierto, muy en la tendencia de los filmes de legado y muy en la tendencia de la nostalgia, el que finalmente integra a los actores centrales de la trilogía "Jurassic Park". Entonces, ver de nuevo a Laura Dern y Sam Neill juntos, acompañarlos en su reencuentro como Ellie Sattler y Alan Grant, le da una emotividad especia, igual que sucede con Ian Malcolm, a manos de Jeff Goldblum. También están, por cierto, varios momentos que incluyen guiños u homenajes a los filmes anteriores y que incluyen la persecución en motocicleta en referencia a la de "Jurassic World" o un jugueteo de Malcolm con su camisa en alusión al famoso escote que luciera en su momento en la primera de "Jurassic Park".

La entrega también trae de regreso en apariciones cortas a Justice Smith como Franklin Webb y Omar Sy como Barry Sembène, así como a BD Wong como el Dr. Henry Wu, un genetista especializado en clonar y quién, parece, finalmente se reivindica. En las adiciones especiales están Mamoudou Athie como Ramsay Cole, una suerte de relacionista público de Byosin y quién tiene una relación padre-hijo con Dodgson, y DeWanda Wise como Kayla Watts, una piloto que se suma en Malta a la misión de Claire y Owen. Aunque sus motivos pueden ser más o menos sólidos, según se le vea, el personaje de Wise es una buena adición, si bien eso no quita que ya para el desenlace uno no pueda evitar sentir que ya son muchos los personajes centrales.

Para "Dominio" lo irónico está en que no domina todo lo que quiere decir. Es cierto que tendrá un buen desempeño en la taquilla, pero, muy seguramente, al final del año, no dominará frente a otros títulos y tampoco frente a los anteriores de la franquicia. Sin embargo, aún y con sus fallas y aún y cuando esta es la conclusión, es más que seguro que no es la extinción del universo. Dicen por ahí que "la vida encuentra su camino" y lo "jurásico" volverá, ojalá que verdaderamente evolucionado.

🦖🦖🦖

EE. UU. 2022 - 2h 26m



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo