"Black Widow" de Cate Shortland

Marvel sigue saldando sus deudas:

  • 1° Deuda: "Black Widow" finalmente tiene su propia película... aunque (parece) es su última participación en el Universo Marvel.

  • 2° Deuda: Marvel presenta su primera precuela en forma, abriendo una puerta de posibilidades para otras películas y series.

  • 3° Deuda: Ésta es la primera en el que el reparto principal es femenino y la propia historia gira en torno a ellas... aunque "Capitana Marvel" haya sido la primera película protagonizada por una mujer.

Tras los eventos de "Capitán América: Guerra Civil", Natasha Romanoff (Scarlett Johansson) busca esconderse para evitar ser encarcelada tras haber roto los Acuerdos de Sokovia. Tras ser atacada inesperadamente por Taskmaster, el guerrero invencible del Red Room, la instancia que la entrenó, Natasha descubre que lleva consigo el Polvo Rojo, un suero que anula los mecanismos de control utilizados sobre las espías conocidas como "Black Widow". Ello la lleva a reencontrarse con Yelena Belova (Florence Pugh), quién recientemente se liberó de dicha entidad, para juntas acabar con la organización.

"Black Widow" es un final decente para la primera Avenger. Cumple con la expectativa de explorar su pasado, del que se ven fragmentos en "Avengers: Era de Ultron", enfocándose más en las consecuencias que en su formación. Si alguien esperaba verla convertirse en una "Black Widow", eso no sucede, aunque la película sí inicia mostrándola en su infancia, en un contexto "familiar", para luego contrastarla con las consecuencias y s resultados de haber crecido y sido formada bajo los estándares del Reed Room.

La primera película de la Fase 4 en realidad conecta con la siguiente etapa de dos maneras: introduciendo a Yelena Belova, quién se asume seguirá el legado de las Black Widow en el Universo Marvel y conectándola, en una escena post créditos (sólo hay una), con un personaje introducido en "Falcon y el Soldado del Invierno" que a su vez la llevará a intervenir, por lo que parece, en "Hawkeye". Florence Pugh, por cierto, es una gran adición. Tiene gran presencia, un buen rango actoral y le agrega, además, un toque de humor; hay que decirlo, roba la atención en más de una ocasión. Fuera de ello, valga la redundancia, "Black Widow" sucede en el pasado (es decir, ya fue), pero el que presente al Red Room, a Melina Vostokoff (Rachel Weisz), otra Black Widow responsable de entrenar a niñas y quién recluta a Natasha y Yelena; a Alexei Shostakov / Red Guardian, el equivalente ruso del Capitán América, e incluso al propio Taskmaster, abre posibilidades de otras historias que podrían desarrollarse en alguna otra película o serie.

En términos de acción, el filme no decepciona. Tiene espectaculares secuencias desde el inicio, varias de las cuáles fácilmente se sumarán al imaginario como el rescate de Alexei (lo dejo ahí para no hacer spoilers). El punto débil está en la intención de la película de declararse en torno a la explotación de niñas y la objetivización de la mujer, estableciendo un paralelismo entre las dinámicas del Red Room y la trata, por ejemplo (pueden hacerse otras conexiones).

La (presunta) última aparición de Black Widow en el Universo Marvel es un digno desenlace, a través de un thriller que habla sobre la familia y hace conexiones políticas y sociales, para un gran personaje y la actriz que lo interpreta. ¡La Viuda Negra ha muerto! ¡Viva la Viuda Negra!

🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2021 - 2h 13m


34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo