"15 Minutes of Shame" de Max Joseph

El placer de la desgracia ajena...

Andy Warhol decía que "en el futuro todos tendremos 15 minutos de fama", frase que Branksy actualizó diciendo que "tendremos 15 minutos de anonimato". "15 Minutos of Shame" explora como esa fama podría no ser deseada, podría "terminar con una vida", ser resultado de un chiste mal entendido, de una confusión o de recibir el foco en el momento adecuado. El documental, producido por Monica Lewinsky, hace un recorrido (breve historia en sus palabras) de la humillación púbica, para luego adentrarse también en el rol social que ha jugado para marcar patrones deseados y condenar a quiénes se salen de ellos, pero también hablando de la biología detrás y el goce que puede producir. Tristan Harris, experto en ética de la tecnología, lo explica muy bien, es como cuando dos personas entran en una discusión y aparece una tercera gritando "¡Pelea! ¡Pelea! ¡Pelea!".

"15 Minutes of Shame" alterna varios casos recientes de personas que saltaron al ojo público y se convirtieron en objeto de escrutinio (entre ellos el de Matt Colvin, condenado por comprar una gran cantidad de gel sanitizante al inicio de la pandemia, o el de Laura Krolcyzk, quién agregó en un comentario que debía ser irónico "vota por Tump" y se vio en medio de una guerra mediática que la dejó sin empleo) con opiniones de expertos que incluyen a Jon Ronson, autor de "So You've Been Publicly Shamed", la reportera del The New York Times, Lara Fisher, o la influencer Kara Fisher. Esa alternancia busca recorrer los subtemas asociados como el efecto de desinhibición, las redes sociales y cómo su algoritmo funciona para darle más visibilidad a ese tipo de comentarios, la dinámica específica de discusión de Twitter, la Sección 230 que las protege al establecer que no pueden ser acusadas por nada que se publique en ellas o el shadenfreude, la alegría de dañar a otros.

El documental hace bien lo anterior y tiene un recorrido que concluye con el caso de Taylor Dumpson, quién fue convertida en un blanco de comentarios por grupos supremacistas. Dumoson ganó legalmente. "15 Minutos of Shame" debe de verse, pues aunque pierde en dejar fuera o abordar con mayor entereza la doble moral alrededor de ello, gana al visibilizar el tema,. Hay una frase en "Kinsey, el científico del sexo", que, me parece justo dice lo que "15 Minutes of Shame" no alcanza a expresar y que si aprendiéramos a ver bajo una óptima menos moralista justamente lo anularía en gran parte "el pecado de todos no es el pecado de nadie, y el crimen de todos no es ningún crimen."

🎬🎬🎬🎬

EE. UU. 2021 - 1h 25m


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo