top of page

"Ámsterdam" de David O. Russell

Siete años de ausencia han oxidado a David O. Russell.

Luego de una muy buena racha con "El peleador", "Los juegos del destino", "Escándalo americano" y "Joy: El nombre del éxito", todas nominadas al Oscar y algunas con premios, el regreso de David O. Russell generó muchas expectativas y todavía más por el elenco y la historia que aborda.

Recupera la conspiración de 1933 conocida como "Business Plot" o "Trama Comercial" donde, en Nueva York, dos amigos, el doctor Burt Berendsen (Christian Bale) y el abogado Harold Woodsman (John David Washington) atestiguan un asesinato del que son involucrados mientras intentaban ayudar a la víctima (Taylor Swift) esclarecer la inesperada muerte de su padre. En buscar probar su inocencia se reencuentran como Valerie Voze (Margot Robbie), una enfermera a quién conocieron en la Segunda Guerra Mundial cuando ellos eran soldados.

A "Ámsterdam" le falta enfoque. Es una comedia que quiere ser un thriller de espías y que quizás pudiera ser ambos si comprendiera mejor el género de espías pues en ir de una pista a otra y tratar de desenredar el misterio se vuelve más complicada de lo necesaria y termina por desconectar con la audiencia. A uno termina por no interesarle y por querer que ya termine, más allá de todo lo bonito que se ve con su buen diseño de producción y recreación de la época.

Los actores lo hacen lo mejor que pueden. Christian Bale es quizás quién destaca más como Beredsen, un médico venido a menos, con un ojo de cristal y una autoestima disminuida. La película comienza presentándolo y hablando de la labor que hace por reconstruir a otros. Ahí hay una propuesta que hubiera servido muy bien como metáfora de las relaciones humanas y, más aún, del tejido social, pero se olvida de ello. Margot Robbie y John David Washington tienen lo suyo, cada uno con un personaje igual de lleno de capas, con química entre ellos (fueron pareja) y formando un gran trío con Bale.

Más allá de los protagonistas, "Ámsterdam" tiene un reparto que es impresionante y la envídia de cualquiera. Está Chris Rock como Milton King, un cantante; Zoe Saldaña como Irma St. Claire, una forense; Mike Myers como un empresario; Rami Malek como Tom Voze, un empresario, hermano de Valeria y casado con Libby, Anya Taylor-Joy; Matthias Shoenaerts y Alessando Nivola hacen a unos detectives; Andrea Riseborough a la prometida de Berensen; Michael Shannon a un policía y Robert De Niro al General Gill Dillenbeck, un político influyente. Es un deleite verlos, cada uno está bien seleccionado y las participaciones, más o menos grandes, no se sienten forzadas, al contrario, en su mayoría tienen momentos de lucimiento.

Una mejor edición probablemente le hubiera ayudado a "Ámsterdam" a ofrecer un filme tanto más divertido y ágil como a que sus ideas tuvieran mejor orden y el impacto deseado, no dejando todo sobre las espaldas del reparto y dándoles más tela para cortar. Es como si O. Russell, responsable también del guion, se hubiera metido a un laberinto del que después ya no supo cómo escapar, uno de esos casos en los que la suma de las piezas es menor al resultado. "Ámsterdam" no es una tragedia terrible, pero sí una pena por el potencial desperdiciado que termina por dejar sin recomendar del todo el destino que promueve.

🎬🎬

EE. UU. 2022 - 2h 14m


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page