"Emily en París" / Temporada 2

"Está de regreso por amor y saliendo victoriosa" es la promesa de esta segunda temporada.

Tras los hechos de la Temporada 1, Emily (Lily Collins) busca continuar con éxito su carrera en Savoir, una agencia, y darle la vuelta a su relación con Gabriel (Lucas Bravo), su vecino chef con el que tuvo un affair y que, además, es novio de Camille (Camille Razat), su amiga francesa. La primera parte prácticamente se dedica a esto último, mientras introduce a Alfie (Lucien Laviscount), un banquero que comparte clases de francés con Emily y que es su nuevo interés romántico. Adicionalmente, en el desenlace regresa Madeline (Kate Walsh), el motivo por el que Emily termina en París al quedar embarazada, aunque parece que ello, a quince minutos de dar a luz no le impide viajar y poner en jaque a Savoir. La temporada incluye, desde luego, varias cuentas nuevas entre las que están las usuales de moda, el vino de la familia de Camille, una moto, puerro (sí, la verdura) y el nuevo restaurante de Gabriel (Chez Laveau que, como se recordará es financiado por Antoine Lambert, interpretado por William Abadie), lo que "complica" aún más las cosas. También hay oportunidad de saber un poco más de Sylvie (Philippine Leroy-Beaulie), la jefa de Emily, y de Mindy (Ashley Park), quién emprende una nueva (y muy urbana) carrera musical.

A ver, vamos por partes... ¿Es Emily en París "la serie"? La verdad es que no y la verdad es que tampoco es que cumpla con lo que promete el eslogan de la segunda temporada. Emily, cuál heroína clásica o mejor dicho un tanto mustia, decide no luchar por Gabriel porque 1) es (o era) el novio de Camille, 2) porque ella sólo estará un año en París y para que iniciar algo que ya tiene (o eso dice ella) fecha de caducidad. Así que no es que precisamente "esté de regreso por amor" y bueno, lo de "salir victoriosa" puede verse de un par de maneras. Tiene algún momento con Gabriel, pero no hay una relación o al menos no aún (habrá tercera temporada), pero tampoco es que esté "sola como dedo" una vez que conoce a Alfie, aunque ello es muy distinto a decir que "sale victoriosa", salvo que ello refiera a que es pretendida y tiene un par de noches de pasión.

Ahora, ¿Qué tan buena o mala es esta segunda temporada? Es ligeramente mejor a la anterior en tanto aprovecha el camino recorrido y se permite mostrar más de otros personajes, además de problematizar en algunos otros sentidos. El retrato que hace de París y la vida "a la francesa" sigue siendo más de cliché, pero dudo que alguien vea la serie con la expectativa de que obtendrá uno realista. "Emily en París" es una comedia romántica de enredos, con mucha moda, sofisticación y ese aire que parece sugerir que hay un "poco más" de lo que en realidad hay. Así que es divertida, simpática, con buenos momentos, lugares bonitos, sofisticación y mucho carisma cortesía de elenco (Lily Collins brilla como nunca, este es sin duda uno de los personajes clave para su carrera), en el mejor ejercicio de lo que es el entretenimiento light.

📱📱📱

EE. UU. 2021 - 10 Episodios de menos de 40 minutos


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo