"El año de mi graduación" de Alex Hardcastle

Rebel Wilson está de regreso.

Luego de un 2019 muy activo en el que partició en "Jojo Rabbit", "¿No es romántico?", "Maestras del engaño" y "Cats" (sí, mejor olvidarnos de esas última), Rebel vuelve después de haberle dedicado 2020 a su salud, habiendo perdido alrededor de 30 kilos. En "El año de mi graduación" es Stephanie Conway, quién despierta de un coma de 20 años que interrumpiera sus planes de convertirse en la reina del baile. Stephanie está determinada a no perder una segunda oportunidad, así que a sus 37 regresa a la Prepa para encontrarse con que sus mejores amigos, Martha (Mary Holland) y Seth (Sam Richardson), son ahora la directora y el bibliotecario, y Tiffany (Zoe Chao), su rival en el equipo de porristas se casó con Blaine (Justin Hartley), su novio y el chico popular, además de ser la mamá de Brie (Jade Bender), su nueva competencia para una actividad que también tendrá que revivir.

"El año de mi graduación" es mejor de lo que parece sin que ello implique que sea ninguna maravilla. Digamos que es el estudiante promedio con algunos buenos momentos. La cinta inicia con Stephanie en la Prepa, a manos, o mejor dicho, en la piel de Angourie Rice. Y es curioso, Rice está bien, pero ese primer acto la cinta es una más de adolescentes, la magia sucede cuando Rebel aparece. Sin embargo, vale la pena mencionar que, para ser una comedia ligera, "El año de mi graduación" hace una labor bastante más interesante que el promedio en varios sentidos.

Por un lado, la película contrasta y, mejor aún, cuestiona aquello que ha cambiado desde inicios de siglo hasta ahora. En la Prepa de Stephanie, sin que suena extremista, ya no hay rey y reina del baile (porque eso excluye a todos los que no ganan el título) y los porristas ya no bailan ni hacen acrobacias (porque eran sexuales y distraían de lo importante: apoyar y levantar los ánimos). "El año de mi graduación" lo cuestiona. Por otro lado, aprovecha la nostalgia con referencias a videos y cantantes de la época como Mandy Moore y Britney Spears, incluidos algunos números musicales, y también muestra cómo los adultos a veces siguen siendo más adolescentes que sus propios hijos. Igualmente, pone sobre la mesa cómo aquello que admiramos (en el caso de Stephanie a una porrista que se casó con el chico más popular y que vive en una gran casa y a quién años después se encuentra, en un cameo de Alicia Silverston, como conductora de Uber) podría ser sólo una apariencia (bien menciona que ahora la popularidad se mide en followers de Instagram).

Al final, "El año de mi graduación" busca dialogar sobre lo que es verdaderamente importante en la vida y sobre cómo quién eres en la Preparatoria no define quién serás en la vida. Es divertida y una alternativa decente para pasar el rato. Es como una de esas clases en la que la pasas bien, aunque luego no te vayas a acordar especialmente de ellas.

🎬🎬🎬

"Senior Year"

EE. UU. 2022 - 1h 51m


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo