"Disclosure: Ser trans más allá de la pantalla" de Sam Feder / Netflix

Revelar podría ser quizás la mejor de intentar traducir "disclosure", una palabra que le viene muy bien a este documental indispensable que juega en distintos niveles con su significado: hacer pública información desconocida, hacer que sea vista de una manera distinta.

El filme recorre la manera en que lo trans ha sido retratado en la pantalla, grande y chica. Lo hace como una forma de dialogar en torno al eterno ciclo que se construye entre medios y sociedad. Lo hace permitiéndole al público ponerse en los zapatos de otros, en el mejor estilo de lo trans, es decir, mirando "al otro lado", "a través de" otros ojos.

Es así como puede comprenderse que lo trans ha estado presente desde los inicios de la pantalla. Cómo es que estaba en las sombras, en los chistes, en lo ilegal; causando miedo, ridículo o asco. Construyendo representaciones que causaban, que perpetraban,fobia, invisibilidad y concepciones inadecuadas como el pensar que la principal profesión trans es la propstitución, como considerar que la identidad de género es igual a la atracción sexual.

El relato se construye gracias a una detallada investigación que incluye infinidad de series y películas (desde personajes animados como Bugs Bunny, pasando por filmes ya clásicos como "Los hombres no lloran" y "El silencio de los inocentes" , por series como "The L Word" y llegando a productos contemporáneos como "Pose", "La chica danesa" y "Una mujer fantástica") y, sobre todo, testimonios de quienes han hecho, delante y detrás de cámaras, camino para la propia comunidad, tejiendo con ello la manera en cómo lo consumieron, lo enfrentaron en la industria y lo están transformando. Están figuras como las actrices Laverne Cox, Bianca Leigh, Alexandra Billings, los directores Yance Ford y Lilly Wachovski o el guionista Zeke Smith.

El filme construye un panorama profundo, sensible, que por igual habla de las mujeres que de los hombres trans, que muestra el camino recorrido, las victorias y lo que falta, que destaca que lo relevante de los trans no es (ni los define) la transición. Lo hace al demostrar que el cine nos hace sentir y nos hace soñar, reflejando lo que es y más aún lo que puede ser. Lo hace revelando lo que ha estado "oculto" o paradójicamente lo que se cree que oculta, que "transforma", cuando en realidad no es más que lo opuesto, la manera de sacar a la luz lo que está en el interior.

🎬🎬🎬🎬🎬



115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo