"Crímenes de familia" de Sebastian Schindel / Netflix

Así como la Alicia del país de las maravillas, la Alicia de esta historia tendrá que enfrentarse al espejo para ver la realidad.

A la vida de Alicia sólo le falta algo, ver más a Daniel, su hijo y, sobre todo, a su nieto. Cuando recibe una llamada de la penitenciaría de Daniel, Alicia está dispuesta a todo para sacarlo. Mientras lo hace, otro crimen sucederá en su casa y cuando encuentren resolución, sólo será para que Alicia pueda enfrentarse a la única verdad que ha intentado evadir toda su vida.

"Crímenes de familia" se desdobla poco a poco. Al inicio, las piezas no encajan del todo y esa es la intención, que el público comience a cuestionarse quién es quién y cómo se relacionan. A ello ayuda que hay momentos intercalados entre presente y futuro. Es una manera de reflejar también cómo las vidas de los personajes se relacionan de distintas manera, cómo los roles tradicionales o esperados, también han sido alterados. No es una película de respuestas, es una película de preguntas.

Cecilia Roth, como su personaje, es quién une los hilos con su trabajo, dándole capas con los detalles a Alicia, yendo de la negación a la aceptación y la resignación. El diálogo rehuye al melodrama y es entorno al crimen, sí, como sugiere el título, pero más aún es sobre quiénes son el corazón de la familia: las madres, lo que hacen, deben o no deben por sus hijos, el efecto que tienen sobre ellos y sus consecuencias... y ése es o no el crimen de familia.

🎬🎬🎬🎬


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo