Una guerra de película

“I know what dude I am. I’m the dude playin’ the dude, disguised as a another dude!” Kirk Lazarus

A primera vista “Una guerra de película” parece ser una comedia desbordante más. El que Ben Stiller la dirija y coescriba parece no añadir mucho a su atractivo a pesar de que su anterior trabajo tras las cámaras (“Zoolander”, 2001) tuvo bastante encanto. Pero la mezcla incluye un reparto atractivo y los avances no resultaban del todo decepcionantes, por el contrario, despertaban la curiosidad. Y es que “Una guerra de película” puede no ser para todos los gustos, pero sin duda es una obra interesante, crítica y provocativa.



Stiller realiza una sátira sobre Hollywood y las producciones bélicas. Un peculiar grupo de actores se adentra en la jungla bajo el entendido de que están siendo filmados y que todo lo que sucede a su alrededor forma parte de la trama. Lo que ellos desconocen es que el director ha muerto en un accidente, el productor ha tomado su lugar y sus contrincantes son un grupo real de narcotraficantes. La tropa está integrada por el actor de método Kirk Lazarus (Robert Downey Jr.), un australino que ha ganado el Oscar en cinco ocasiones y que se somete a un proceso en la piel para transformarse en una persona de color y poder interpretar adecuadamente su personaje; el cantante de rap Alpa Chino (Brandon T. Jackson), un experto en mercadotecnia cuyo más reciente producto es la bebida energética Booty Sweat; el actor en decadencia Tugg Speedman (Stiller) quien espera que su carrera se recupere con esta producción y el excéntrico Jeff Portnoy (Jack Black), un especialista en humor escatológico con una fuerte adicción a la heroína.


“Una guerra de película” se las arregla para poner sobre la mesa todo aquello que es característico de Hollywood. Están los actores, los agentes, los directores, los guionistas, los egos, las excentricidades. El guion fluye ágilmente sin perder de vista los puntos que quiere destacar y comentar sobre la industria. No pierde dirección. Es una flecha directa a aquello que tanto se le condena como se le admira a Hollywood. En la mezcla se incluyen algunas referencias a filmes del género como “Salvando al soldado Ryan” (1998), “Pelotón” (1986) y hasta “Misión imposible II” (2006) y cameos de varias celebridades como Jennifer Love Hewitt, Lance Bass, Jon Voight y Jason Bateman.


El sistema de Hollywood y el narcisismo de sus estrellas ocupan un papel protagónico en “Una guerra de película”. El otro foco de especial atención es Robert Downey Jr. quien durante años pareció condenado a desaparecer de las luces debido a sus problemas con las drogas y la justicia. En 2008 ha regresado con todos sus fueros, primero con “Ironman” y después con esta producción donde toma en sus manos el papel más polémico y arriesgado. Downey da una gran interpretación y verosimilitud a su papel sin caer en excesos, siendo divertido y sutil. Por su labor fue nominado como Mejor Actor al Oscar y a los Globos de Oro donde sorpresivamente compartió terna con Tom Cruise, quien tiene a su cargo un papel completamente atípico para sus estándares. El elenco en conjunto fue premiado la Sociedad de Críticos de Boston.

Tropic Thunder

EE.UU./Alemania 2008

Director: Ben Stiller.

Reparto: Ben Stiller, Jack Black, Robert Downey Jr., Jay Baruchel, Brandon T. Jackson, Matthew McCounaghey.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo