Secretos íntimos

- Tienes una bonita casa, comenta Brad.
- ¿Tú crees? Sí, a Richard le va bastante bien, le responde Sarah.
- ¿Ah, sí? ¿A qué se dedica?
- Miente.

“Secretos íntimos” es el desafortunado título en español de la afortunada adaptación cinematográfica de “Juegos de niños” de Tom Perrota. La traducción literal del título sería “Niños pequeños”. Y aunque “Juegos de niños” modifica la intención le agrega un poco de la pimienta que la historia sin duda tiene. Los adultos no son tan distintos de los niños...



Sarah Pierce (Kate Winslet) es una insatisfecha madre. Tiene una niña pequeña por la cual siente poca simpatía. Su esposo le es indiferente. Sus anhelos profesionales han quedado detenidos. Brad Adamson (Patrick Wilson) se queda en casa a cuidar a su hijo, mientras su esposa Kathy (Jennifer Connelly), una documentalista, lleva el pan. Brad debe prepararse también para pasar el examen de la barra de abogados. Él prefiere hacer ejercicio y observar a los chicos jugar en patineta. Una mañana Sarah y Brad se conocen en el parque. Mientras sus hijos intentan hacer migas, ellos comienzan otro tipo de relación. Al mismo tiempo, en los suburbios, la principal preocupación es el regreso de Ronnie J. McGorvey (Jackie Earle Haley), un pedófilo.


Todd Field regresa tras su acertado debut (“Crimen imperdonable”, 2001) con este agudo e irónico análisis sobre las contradicciones de los adultos. Field se nota más desenvuelto, con un mejor manejo técnico y, sobre todo, atinado para sacar lo mejor de su ya de por sí talentoso reparto. Los personajes son complejos y no del todo agradables. Pero Field y los actores consiguen hacer que el espectador se identifique con ellos precisamente por sus errores y debilidades. Es en ese aspecto donde la adaptación supera a la novela. La simpatía y compasión que Jackie Earle Haley consigue, pone sobre la mesa uno de los principales temas a discutir. Ronnie podrá tener una inclinación incorrecta, pero es el único consiente de sus flaquezas, y además el único que las afrontas. Otros las ignoran o prefieren evadirse. Por su parte, Kate Winslet transmite la ansiedad de Sarah y muestra convincentemente su transformación de una mujer depresiva a una ilusionada por el amor. Patrick Wilson le da buena réplica. El actor es justo como lo describe Perrota, ‘el rey del baile’. Connelly cumple y Ruth Sommervile enternece como la preocupada, pero resignada madre de Ronnie. Por su labor, tanto Winslet como Hayle fueron nominados al Oscar. La película también fue considerada en la quinteta a Mejor Guion Adaptado.


Los niños tienen muñecas, carritos y pelotas para distraerse. Son felices mientras juegan. Los adultos han dejado de disimular el juego. Buscan la felicidad en matrimonios, trabajos y relaciones sexuales. Al final del día el resultado no termina por ser muy distinto, de no ser porque en los juegos de adultos se incluyen dosis de adulterio, pornografía, pedofilia, asesinato, discriminación, prejuicios y cinismo. El que sean ‘grandes’ no hace que dejen de ser niños.

Little Children

EE.UU. 2006

Director: Todd Field.

Reparto: Kate Winslet, Jennifer Connelly, Patrick Wilson, Jackie Earle Haley.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada