Misión imposible: protocolo fantasma

“¡Misión cumplida!” Ethan Hunt

Otra frase distinta a la del agente Hunt no describiría mejor el sabor de boca que deja la más reciente entrega de la franquicia estelarizada por Tom Cruise. El filme renueva la fórmula dándole el giro a los trucos usuales y teniendo al mando en su debut en live-action a Brad Bird, responsable, entre otras, de “Los increíbles” (2004) y “Ratatuille” (2007).



En esta ocasión Ethan Hunt (Tom Cruise) está en prisión. Sacarlo de ahí es la primera misión. Luego las cosas se complican más y más. Hendricks (Michael Nyqvist), un estratega militar ruso, considera que el mundo necesita una sacudida para tener un nuevo inicio. Para ello ha conseguido el equipo nuclear y debe obtener los códigos y el satélite para utilizarlo. La misión, en completo aislamiento luego de que el IMF fuera desmantelado, es detenerlo. A Hunt le ayudarán Benji (Simon Pegg), experto en cómputo y nuevo agente en campo, Jane (Laura Patton), atractiva agente cuya última misión, relacionada con la tarea en curso, falló, y Brandt (Jerenny Renner), un analista con habilidades y secretos inesperados.


Lo que hace especial a esta misión es el profundo entendimiento que se tiene sobre la receta, dotándola de nuevos ingredientes sin perder aquellos que la distinguen. La mano de Bird, una opción inusual, al menos a primera vista, para un filme de este tipo, se siente desde el primer cuadro. “Misión imposible: protocolo fantasma” inicia a tambor batiente y ritmo vertiginoso. A la historia del cine se agrega la que sucede en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo donde Hunt literalmente hace de “hombre araña”. Presumiblemente Cruise no utilizó dobles. Creerlo es increíble. Verlo ocasiona el mayor de los vértigos. Cruise podrá ser un actor comprometido, seguro también es adicto a la adrenalina… y masoquista. Afortunadamente su personaje no es un héroe bidimensional. El agente Hunt carga con bagaje emocional, en gran medida relacionada con la esposa que conocimos en la entrega pasada. El resto de los agentes tiene historias propias. Brandt, personaje que pudo caer en las manos de Chris Pine y Tom Hardy, es un enigma y el sustituto planeado para cuando Hunt se retire. Jane, trae consigo fuerza y sex-appeal mientras que Benji, en una adición apropiadamente divertida, los toques de comedia.


Cinco años tardó la nueva misión. 140 millones costó. La espera y el precio valieron la pena. Con un estreno moderado la cinta rompió el record previo para un filme con menos de 600 copias y a nivel mundial recaudó más de 80 millones sólo en su primer fin de semana.


Sumergirte, con una bocanada de frescura, en la mejor entrega de la franquicia y el mejor filme de su tipo en el año… sumergirte, en la aventura y el suspenso, es la misión… si decides aceptarla.

Mission Impossible: Ghost Protocol

EE.UU. 2011

Director: Brad Bird.

Reparto: Tom Cruise, Jeremy Renner, Paula Patton, Simon Pegg, Michael Nyqvist.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo