Los soñadores

“Deseo que pudieras salir de tu cuerpo y sólo mirar,” Matthew.

Libertad, exploración y sexualidad.



En la Francia de 1968, cuando las voces de los jóvenes se hacían escuchar y latían en medio del torbellino político, Matthew (Michael Pitt), un joven estudiante norteamericano que posiblemente ha pasado más tiempo ante la pantalla grande que ante sus maestros, conoce a los gemelos Isabelle (Eva Green) y Theo (Louis Garrel). Pronto se hacen amigos y el extranjero es invitado a pasar unas semanas con los hermanos, luego de que sus padres convenientemente salieran de viaje. El trío se aísla de la sociedad y pasa su tiempo recreando momentos de películas clásicas, jugando en referencia a ellas y retándose de atrevidas maneras a acciones que cruzan el límite de lo convencionalmente permitido.


Estrenada en el Festival de Venecia donde causó revuelo y escándalo, “Los soñadores” es obra del controvertido Bertolucci (“El último emperador”, 1987) y uno que emula, a pesar de estar basado en la novela de Gilbert Adair, sus experiencias en París, país donde descubrió el sexo, la política y el cine.


A pesar de algunas inconsistencias y errores en el guión, “Los soñadores” es un digno, aunque atrevido relato sobre el auto-descubrimiento en todos los sentidos. La exploración que se hace del ser humano absorbe al espectador. Para lograrlo, de acuerdo con el mismo Bertolucci, se establece en algún lugar intermedio entre el mundo dimensional de la pantalla grande y el tridimensional universo que hay fuera de ella.


“Los soñadores” tiene a su favor un reparto interesante que saca adelante los personajes y las comprometedoras situaciones en que se ven envueltos. Destaca Pitt como el ingenuo apasionado y ambiguo neófito, que se sumerge en el laberinto que implica la relación entre la bella Isabel y el misterioso Theo. Para Green (“Cruzada”, 2005) este es su debut cinematográfico y aunque no le da mayores posibilidades de lucimiento, saca a flote sus escenas y se hace notar. Garrel se desenvuelve con más naturalidad y dota de pasión a su personaje. Juntos juegan, experimentan, seducen y desnudan más que sus cuerpos.


La otra virtud de “Los soñadores” está en las constante referencias a clásicos de la época como “La reina Christinta” (1933) y “Ciudad de luces” (1931). De hecho, la cinta es un reto para los amantes del séptimo arte pues constantemente refiere de distintas maneras a trabajos emblemáticos de la pantalla grande. Lo que viene después de este inocente juego, es harina de otro costal.

Los soñadores convierten su exilio en una tierra sin reglas, un lugar donde los límites comunes han desaparecido, donde todo es posible en pos de la exploración. Un lugar de ensueño para algunos y de pecado para otros, que existe, después de todo temporalmente, y única y exclusivamente para los soñadores. Lo demás y los demás... no importan.

The Dreamers

Italia/Francia/Reino Unido 2003

Director: Bernardo Bertolucci.

Reparto: Michael Pitt, Eva Green, Louis Garrel, Anna Chancellor, Robin Renucci.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada