"La otra Missy" de Tyler Spindel / Netflix

No hay nada peor que una comedia que trata y trata, pero no es graciosa.

David Spade es Tim, un ejecutivo que conoce a una excéntrica joven (Missy) en la más incómoda y rara de las citas a ciegas. Decide alejarse de ella y entonces aparece una mujer (Melissa) con la cual tiene todo en común. Decide invitarla al retiro del trabajo, pero se confunde y termina acompañado por la Missy equivocada.

El recurso del retiro laboral lo vimos hace poco en "Loco por ti", una comedia romántica que es todavía peor. En aquella, la "situación chistosa" la pone una condición médica, aquí la inexplicable personalidad de Missy. La cuestión está en que el tono está siempre en esteorides, haciendo que desde el inicio las situaciones terminen en los extremos, siendo grotescas e incómodas. Las dos primeras partes son una pérdida de tiempo y aunque cierra "bien" no vale la pena invertir ni un minuto en una película tan burda. Vaya, hay películas malas, pero graciosas, ésta es sólo mala, malísima.

🎬


3 visualizaciones0 comentarios