Johny & June, pasión y locura

“No me des reglas. Todo lo que tengo son reglas,” Johny Cash.

En la década de los cincuenta Johnny Cash irrumpió en la escena musical con su profunda voz y obscuras composiciones. El hombre de negro llegó para imponerse como uno de los máximos exponentes del country aunque no alcanzó a escapar de los excesos de una época. “Johnny & June, pasión y locura” es una biopic que rescata los momentos más representativos de su carrera y tiene el acierto de enfocarse en su pasión por la música y en la mujer que le dio redención.

A pesar del personaje que retrata y de contar con el arco narrativo tradicional (tiempos difíciles, éxito, excesos, aventuras románticas, drogas), “Johnny & June” encontró arduo su camino a la pantalla grande. Basado en el libro escrito por el propio Cash, el proyecto fue rechazado por Sony, Universal, Focus Features, Paramount, Columbia y Warner Bros. Finalmente fue aceptado por Fox Pictures. Entre las preocupaciones de los estudios seguramente estaba el grado de envolvimiento que Cash y June Carter tenían. Pero James Mangold, director y coguionista, tiene el acierto de escuchar consejos, tomar lo que le es útil y dar forma a un relato que como la música de Cash es fuerte, melancólico y contundente.



La película inicia con un Johnny Cash (Joaquin Phoenix) observándose en el espejo antes de su segundo concierto en la Prisión de Folsom. De ahí el espectador es llevado a su infancia en una granja de algodón y ante un padre que lo culpa por la muerte de su hermano, y que todavía peor, está convencido de que la muerte se llevó al hijo equivocado. Más tarde regresa de la fuerza aérea para casarse, obtiene un trabajo y comienza, ante el poco interés de su esposa, a tocar. Obtiene una audición con el legendario Sam Phillips (Dallas Roberts) de Sun Records y consigue un contrato. El resto es una estrepitosa carrera al éxito y los excesos que sólo encuentran contrapeso cuando conoce a June Carter, una cantante country que se resiste a hacerle caso a un hombre como él, conflictivo y drogadicto. Pero Cash se empecina, dando inicio a una gran historia de amor.


“Johnny & June” funciona porque tiene un buen guion, una precisa dirección y una cuidadosa dirección de arte pero sobre todo porque es protagonizada por los actores indicados. Johnny Cash eligió a Joaquin Phonix para interpretarlo después de verlo en “Gladiador” (2000), June Carter hizo lo propio con Witherspoon. Cash también insistió en que los actores interpretan las canciones en lugar de que se utilizaran las grabaciones originales. El riesgo valió la pena. Aunque Cash y Carter no alcanzaron a ver el filme (murieron en 2003), el público si los alcanzó a ver a través de Phoenix y Whiterspoon. El primero encierra los demonios de Cash, haciéndolo un rebelde obscuro y atormentado que cambia ante la presencia de la niña-mujer que con carisma y carácter hace la segunda. Ambos fueron nominados al Oscar, la cinta fue considerada en otras tres categorías incluyendo Mejor Vestuario. Witherspoon se llevó la estatuilla al igual que el Globo de Oro, honor que también obtuvo Phoenix y la cinta como Mejor Película Musical o de Comedia.

El título original de “Johnny & June” es homónimo al de uno de sus éxitos, “Walk the line”. La frase es tan breve como representativa del hombre que siempre vestido de negro vivió en la cuerda floja.

Walk the line

EE.UU. 2005

Director: James Mangold.

Reparto: Joaquin Phoenix, Reese Witherspoon, Robert Patrick y Ginnifer Goodwin.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada