Jóvenes brujas

“Saben, en los viejos tiempos, si una bruja traicionaba a su aquelarre, la mataban,” Nancy.

Magia, adolescencia, marginalidad y venganza.


A la Academia Saint Benedict ha llegado Sarah (Robin Tunney), una solitaria joven que sufre la muerte de su madre y ha intentado ya suicidarse. La nueva ha llamado la atención de las “malditas de Eastwick” (bitches en inglés en alusión a witches o brujas en español), un grupo de relegadas. Nancy (Fairuza Balk), hija de un tormentoso matrimonio, es la líder; la insegura y quemada Bonnie (Neve Campbell) y la perspicaz, pero evasiva Rochelle (Rachel True), completan el trío que con Sarah cierra el círculo para invocar a los cuatro elementos y despertar el poder de la magia negra. El objetivo es castigar a quienes las han segregado, pero en medio de la tarea se desata una lucha de poderes entre las nuevas brujas.



“Jóvenes brujas” inicia de forma prometedora. El primer acto introduce adecuadamente a los personajes y, aunque la anécdota sobre la que elabora (el grupo relegado de chicas que cobra venganza) no es nueva, el subtexto que maneja en torno al tema de la discriminación combinado con los conflictos típicos de la adolescencia y la dosis de hechicería resultan interesantes. El conjunto de actrices entrega buenas interpretaciones. El guion incluye un par de memorables secuencias, entre ellas la reacción de Grace (Helen Shaver), madre de Nancy, ante el inesperado y cuantioso seguro de vida que su golpeador marido le dejara, y la escandalosa y aterradora sorpresa de Laura (Christine Taylor), la rubia popular de la escuela, ante el “regalo” que el aquelarre le ha hecho. La dirección es buena en términos generales, pero el ingrediente que desequilibra el conjuro son los efectos especiales.


Una vez que las jóvenes brujas tienen poderes la historia se pierde en ellos y deja de lado el aspecto emocional que había venido construyendo. La calidad de los efectos especiales es buena, pero insuficiente para redondear la trama. El giro deja de lado la profundidad que se les había dado a los personajes y se centra en una lucha que no consigue dejar claro su sentido.

Aunque entretenida y recomendable para una tarde dominguera, la nominada al premio Saturno como Mejor Película de Horror y Mejor Actriz de Reparto (para Fairuza Balk), “Jóvenes brujas” inicia como una comedia negra, sigue como un thriller sobrenatural y termina como acto efímero de magia. Sí, “Jóvenes brujas” le hace honor a su nombre, es un hechizo de neófitos.

The Craft

EE.UU. 1996

Director: Andrew Fleming.

Reparto: Fairuza Balk, Neve Campbell, Rachel True, Robin Tunnery, Skeet Ulrich, Christine Taylor, Helen Shaver.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo