El señor de los anillos: las dos torres

“El poder de los tres anillos ha terminado. El tiempo ha llegado... para el dominio del hombre,” Galadriel (Cate Blanchet).

El anillo sigue su camino en “Las dos torres”, capítulo intermedio de la trilogía de “El señor de los anillos”. La comunidad del anillo se ha roto. Frodo (Elijah Wood) y Sam (Sean Astin) se dirigen a Mordor a destruir al anillo. Los persigue Gollum (Andy Serkis), su anterior portador. Merry (Dominic Monaghan) y (Pippin) escapan a los Orcos y se encuentran con Bárbol, un árbol viviente. Aragorn (Viggo Mortensen), Legolas (Orlando Bloom) y Gimli se preparan para enfrentar, junto a la gente de Rohan, a las fuerzas comandadas por Saruman (Christopher Lee).



“Las dos torres” da continuidad a lo expuesto en “La comunidad del anillo” y prepara para el clímax de la serie en “El retorno del rey”. Precisamente en su carácter intermedio está su mayor debilidad. La trama se enfoca más en la acción y deja menos espacio para el desarrollo de personajes. Introduce a los personajes restantes, entre los que destacan el rey Theoden (Bernard Hill, opción inicial para Gandalf), Eowyn y Faramir (Miranda Otto y David Wenham, respectivamente, quienes vinieron a sustituir a la entonces pareja conformada por Uma Thurman y Ethan Hawke, y en el primer caso a Kate Winslet, quien rechazó el papel). La mayor adición es Gollum.


Los efectos visuales en “Las dos torres” son impresionantes. Ejércitos y escenarios son creados en su totalidad o complementan al real. El cuidado que pone Jackson es de destacar, máxime porque contribuye y no estorba al relato. Hace que el universo de Tolkien sea más palpable, más real. El mejor ejemplo lo representa la creación de seres creados por computadora. Bárbol podría desentonar con el entorno. La simple idea de un árbol animado remite a algo más bien cómico o caricaturesco. Sin embargo, el resultado es por completo verosímil. Gollum, por otra parte, lleva el recurso a nuevos niveles. Bajo la referencia del movimiento corporal, el personaje embona con el entorno y expresa de una forma nunca antes vista. Gran parte del mérito está en el trabajo de Andy Serkis, quien inicialmente únicamente haría doblaje. Su frase (“my precious”) ocupa ya el lugar 85 en la lista de las mejores citas del American Film Institute (2007).


En los premios de la Academia, “Las dos torres” se convirtió en la primera secuela en ser nominada como Mejor Película aún cuando su antecesora no se llevó la estatuilla. Fue considerada en otras tres categorías y obtuvo el reconocimiento por Mejor Edición y Mejor Sonido. Se convirtió también en un éxito en taquilla alcanzando los 200 millones de dólares a los doce días de su estreno.


Como eslabón, “Las dos torres” funciona y se sostiene por méritos propios. Se toma más libertades en la adaptación, inclina la balanza por la acción y la aventura, y no olvida que el viaje y sus emociones son tan importantes como el destino final.

The Lord of the Rings: The Two Towers

Nueva Zelanda/EE.UU. 2002

Director: Peter Jackson.

Reparto: Ian McKellen, Elijah Wood, Sean Astin, Viggo Mortensen, Orlando Bloom, Liv Tyler, Miranda Otto.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo