Detrás de la puerta

“En la ficción todo es una herramienta: el dolor, la traición, hasta la muerte. Son, tu sabes, como los diferentes colores en la paleta de un pintor. Debes utilizarlos,” Ted Cole.


El amor es complejo... rojo en su esplendor, obscuro en sus rincones más misteriosos.

Dirigida por Tod Williams, “Detrás de la puerta” rescata el primer tercio de la novela “A Widow for One Year” de John Irvin. La historia se centra en la relación entre el mujeriego escritor de libros para niños Ted Cole (Jeff Bridges) y su esposa Marion (Kim Bassinger), una mujer atrapada en la tristeza. Los Cole fueron alguna vez un gran matrimonio pero la tragedia tocó a su puerta. Un accidente puso fin a la vida de sus dos hijos. Tratando de cubrir la pérdida tuvieron a Ruth (Elle Fanning), una niña de cuatro años atrapada en la inestable relación. Un verano Ted contrata a un adolescente con aspiraciones literarias como ayudante. Se trata de Eddie O’Hare (Jon Foster), un inteligente, ambicioso y curioso muchacho con un cierto parecido por uno de los niños fallecidos. Eddie servirá como catalizador entre la pareja. El joven admira a Ted y se siente atraído por Marion, en quien despierta emociones tanto como madre como mujer. El trío construirá una intrincada red de resultados inesperados pero determinantes.


“Detrás de la puerta” parece haber sufrido el destino de su título. Es un filme poco conocido, pero sumamente recomendable. Con un guion nominado a los premios USC, a la Concha de Oro del Festival de San Sebastián y a los Independent Spirit Awards, obra del mismo Williams, la película explora las más profundas contradicciones del amor y la sexualidad a través de personajes tan crueles como vulnerables. Los Cole son un matrimonio inteligente pero temeroso. Prefieren luchar en las sombras y lastimarse antes que enfrentar el dolor cara a cara. Es un peligroso juego psicológico. Williams mantiene enfocada la historia. Se centra en la guerra entre Ted y Marion sin olvidarse de los efectos que causa en Eddie y Ruth.


Jeff Bridges interpreta con soltura al complejo Ted. Su labor le mereció una nominación como Mejor Actor en los Independent Spirit Awards. Kim Bassinger es su contrapeso ideal. La actriz es capaz de mostrar miedo y añoranza en sus ojos, de darle una cierta dulzura a un personaje que parece ya no esperar nada, y sobre todo de conseguir verse como una víctima cuando seduce a Eddie. Jon Foster está a la altura al igual que la pequeña Elle Fanning.


El amor puede ser un aliciente, una bocanada de aire fresco, el más dulce de los placeres. Pero vulnerado es un arma que siempre se sabe como utilizar para lastimar. Puede que no se use así, aunque la posibilidad ahí está, punzante. Se esconde detrás de la puerta, dispuesta a salir e inconsciente, en palabras del propio Williams, de que “el amor se define por sus sombras, por sus pérdidas”.

The Door in the Floor

EE.UU. 2004

Director: Tod Williams.

Reparto: Jeff Bridges, Kim Bassinger, Elle Fanning y Jon Foster.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Charada