De aquí a la eternidad

La disciplina, las metas y los sueños se enfrentan a lo inesperado. En 1941 el soldado Robert E. Lee Prewitt (Montgomery Clift) ha sido transferido a la base de Schofield Barrack en Pearl Harbor. Ahí, su superior, el Capitán Holmes, lo insta a boxear dada su destreza en este deporte. Sin embargo, Prewitt decidió alejarse del ring hace un año tras ver lo que los golpes pueden ocasionar y se niega. Holmes no se da por vencido y busca presionar al recién llegado por lo que ordena al sargento Warden (Burt Lancaster) le haga la vida pesada. El eficiente Warden, quien cumple la orden a pie de la letra y se hace cargo de la oficina, está también por iniciar un romance con la esposa de su jefe, Karen (Deborah Kerr). Mientras tanto, Prewitt se desahoga en los brazos de Lorene (Donna Reed), una “dama de compañía” con quien pronto comienza a hacer planes. En medio de incertidumbres las parejas ven su futuro transformado cuando Japón ataca la isla causando la entrada de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial.



Incluida en la lista de las 100 mejores cintas del American Film Institute y ganadora de ocho premios Oscar (entre ellos los de Mejor Película, Director, Actor y Actriz de Reparto), “De aquí a la eternidad” está basada en la novela homónima que James Jones escribiera en 1951 para ilustrar las verdades de los hombres que han decidido vivir por y para su patria. Si bien, el texto original fue suavizado para satisfacer los estándares de la época ninguno de sus temas centrales desapareció. La prostitución, el adulterio, el alcoholismo y la injusticia, la corrupción y la violencia dentro del ejército son personajes centrales dentro de esta trama cuyas historias siguen intactas. Lo que pasó entonces es vigente aún. La naturaleza del hombre es la misma.

Zinneman (“High Noon”, 1952) lleva una paso adelante esta historia adentrándose donde otras cintas similares (“Pearl Harbor”, 2001) han fallado; presentado personajes cuyos conflictos traspasan el papel y la pantalla gracias al memorable trabajo del reparto. Ni que decir de la famosa escena entre Warden y Karen en la playa. El romance y la poesía cobran otro sentido en un clásico que está destinado a vivir como su nombre lo indica hasta la eternidad.

From Here to Eternity

EE.UU. 1953

Director: Fred Zinnemann.

Reparto: Montgomery Clift, Burt Lancaster, Frank Sinatra, Deborah Kerr, Donna Reed y Philip Ober.

Artículo inicialmente publicado en el periódico estudiantil “La Catarina” de la Universidad de las Américas-Puebla. Derechos Reservados de Carlos Andrés Mendiola H.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo