Crimen sin perdón

Comercio humano.


Cuando Adriana (Paulina Gaitan), una niña mexicana de trece años es secuestrada con la intención de vender al mejor postor su virginidad, su hermano Jorge (César Ramos) emprende una desesperada búsqueda para salvarla. La niña se une a Verónica (Alicja Bachleda), una madre soltera alemana que viaja de Rusia con la promesa de una carrera como modelo. A César termina por ayudarlo Ray (Kevin Kline), un policía tejano que tiene sus propios motivos para encontrar al grupo.



“Crimen sin perdón” es un filme socialmente consciente y comprometido cuyo mayor acierto es no aligerar los detalles más dolorosos del tráfico humano. Los personajes enfrentan violación, pedofília y suicidio; son drogados y víctimas de golpes y demás vejaciones. La historia se basa en un artículo escrito por Peter Landesman para el New York Time en 2004. Entre los detalles que resaltan está la rapidez con que los criminales operan, la facilidad con que cruzan las fronteras y las ventajas que sacan de la tecnología. Internet se ha convertido en el lugar ideal para hacer el contacto y llevar a cabo la transacción. Todo el “negocio” está tan bien pensado, que aún a pesar de los pequeños inconvenientes que puedan surgir en el camino, la entrega está garantizada.


El punto débil está en la trama que curiosamente tiene a su cargo al actor más conocido, Kevin Kline. Aunque interesante, su desenlace resulta formuláico y predecible. Poco contribuye al resto. Los debutantes Paulina Gaitan y César Ramos sacan adelante sus personajes con sobrada desenvoltura. Para el público mexicano destaca desde luego la presencia de Kate del Castillo, quien con poco tiempo en pantalla hace notar su presencia en un personaje atípico en ese entonces tanto para su carrera como para los latinos en la meca del cine.


Ganadora del Premio Bernhard Wicki en el Festival de Munich y del Premio al Cine por la Paz en el Festival Hessian, “Crimen sin perdón” es un acto de denuncia valioso sobre un submundo del que poco se habla y del que incluso se niega su existencia. El que exista un precio por un ser humano... el que se le haya colocado un código de barras como si fuera un producto desechable... y el que siga como un crimen no sólo sin perdón, sino peor aún sin castigo, es, aunque increíble, una industria lamentablemente redituable.

Trade

Alemania/EE.UU. 2007

Director: Marco Kreuzpainter.

Reparto: Kevin Kline, Paulina Gaitan, César Ramos, Alicja Bachleda, Tim Reid, Kate del Castillo.

209 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo