"Cómo sobrevivir soltero" / Temporada 2

Hay mejoría, aunque eso no la hace buena.

En su segunda temporada, "Cómo sobrevivir soltero" ve a Sebastián Ibarra (Sebastián Zurita) buscar sacar adelante su película para lo que tendrá que recurrir al teatro y en lo que pondrá en riesgo una relación sentimental con Natalia (Marcela Guirado), su productora. Su grupo de amigos tiene también sus propios retos: Mafer (Lucía Gómez-Robledo) y Daniel (Roberto Flores) le ponen fin a su relación e intentan seguir adelante, Fabiana (Tato Alexander) y Gonzalo (Octavio Hinojosa) no saben qué hacer con lo que sienten uno por el otro y cómo pasar de ser "fuck buddies" a novios y Fish (Fabrizio Santini) entra en crisis tras su rompimiento convirtiéndose en un gurú que es algo así como el "Osho de la fruta".

Que si es entretenida y saca más de una carcajada, sí. La ironía está en que lo consigue más y mejor cuando se esfuerza menos. Ése es el problema de "Cómo sobrevivir soltero". Quiere ser tan divertida, irreverente, actual y crítica que termina por no serlo. Tiene un tono tan disparejo como cualquier carretera de México. Entre los objetivos que tiene está claramente el burlarse de la propia industria del entretenimiento, pero nunca consigue entrar en el tono de sátira que se requiere. Por ejemplo, en el Episodio 2, Edgar Vivar, en una versión ficticia de sí mismo, presenta un monólogo donde se parodian escenas de películas emblemáticas ("El Rey León", "101 Dálmatas", entre otras). El problema está en que, en lugar de dar gracia, da pena. En verdad, ¿cómo le hacen algo así a Edgar Vivir? ¿Cómo se prestó a ello? Lo peor de todo es que minutos antes, hablando sobre lo que el cine debe hacer dice "el arte es lo más importante, lo que tienes que decir". Y bueno, "Cómo sobrevivir soltero" probablemente quiere decir que más allá del cine, las series o el teatro, está el entretenimiento. No se cansa de burlarse (mejor dicho, intentar burlarse) de los artistas pretenciosos, pero lo hace por hacerlo, sin inteligencia. Alrededor del tema hay mucho, mucho más (el casting de Vadhir Derbez, "el mejor actor del momento", como protagonista de la obra, la fiesta que realiza para elegir su próximo "gran proyecto", las otras fiestas para "escalar en el medio" que incluyen una orgía y una con disfraces de animales; María Chacón como una conductora superficial que se obsesiona con Sebastián y otros más). La serie se llama "Cómo sobrevivir soltero", pero más bien parece, en gran medida, "Cómo sobrevivir como actor".

Hay otros aspectos que funcionan mejor. Curiosamente eso sucede para los personajes femeninos. Tato Alexander tiene buenos momentos como Fabiana, quién se resiste a entablar una relación seria con Gonzalo, y además encuentra un nuevo sentido a su vida como profesora de una preparatoria. Lucía Gómez-Robledo también destaca, dándole a Mafer mayor dimensión y madurez tras su rompimiento de Daniel. También se agradece el tiempo adicional a Marcela Guirado, quién hace a una Natalia muy digna, enamorada, pero segura de quién es y lo que quiere. Una pena lo que sucede con Fabrizio Santini, quién era muy divertido en la anterior y ahora ha caído en lo patético (teniendo ese referente, la responsabilidad debe ser de la dirección), hay momentos en los que no da risa ni pena, da asco (¿En serio teníamos que verlo semidesnudo cubierto de fruta embarrada?); sin embargo, hay potencial en cómo se maneja la dinámica de los demás cómo sus papás. Daniel es reducido a adolescente y Octavio Hinojosa podría darle mucho más a Gonzalo que ser el amigo rico o el "fuck buddy". Hay varios cameos más. Aparecen interpretándose a sí mismos Gonzálo Vega Jr. (en un episodio que lo reúne con Zurita y Derbez; interesante ver a tres herederos juntos) y Estefanía Villareal, María Bernal es parte de una fiesta, Gustavo Egelhaaf regresa como un "rehabilitado" Billy Boy y Humberto Zurita como el suplemente (ojalá se pueda ver a padre e hijo en una mejor incursión).

Si "Cómo sobrevivir soltero" entendiera qué es lo que verdaderamente quiere ser (una comedia romántica, de enredos, una sátira del medio del entretenimiento o una disertación sobre los problemas de los treintañeros) sobreviviría mejor y más allá de ser una serie mexicana más desechable. Sí, es probable que se coloque en los primeros lugares de Amazon Prime y que tenga una tercera parte (concluye con un cliffhanger), pero igual de popular es la comida chatarra (o la droga si queremos ser extremos) y eso no la hace buena. Y no es que haya un problema en comer comida chatarra o en consumir productos así, pero ¿acaso no podrían ser entretenidos e inteligentes ("No miren arriba" es una prueba)? "Ninis" muestra que se puede hacer algo mucho más digno. En fin... es lo que es, sobrevive y ojalá que se aplicara el mismo sentido crítico que le impone a todo lo demás que irónicamente es mucho mejor que el mejor capítulo (iba a decir minuto, pero sería exagerar) de la temporada.

📱📱

México 2022 - 8 Episodios de alrededor de media hora


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo