"Cómo diseñar una habitación erótica"

Una buena caja, mejor dicho, habitación sorpresa erótica, romántica, incluyente y muy positiva sobre la sexualidad.

Melanie Rose es un personaje muy suigéneris. Es una actriz británica retirada y con más de dos décadas dedicada al diseño de interiores, en especial y por petición de sus clientes, de habitaciones eróticas. A sus 57 años, con su cabello blanco corto, da más la apariencia de una abuelita jovial o de una tía dicharachera. Nadie esperaría que en su "bolsa" viniera un repertorio de juguetes sexuales que busca descubrir cuáles son los gustos de sus clientes y ése es parte del encanto de este reality show que consigue darle la vuelta al género en más de un sentido.

Como show de renovaciones o diseño de interiores, "Cómo diseñar una habitación erótica" es lo que se espera él y aún ahí aporta. A diferencia de lo usual donde cada episodio está dedicado a un caso, alterna con dos. Presenta a una pareja, el diagnóstico y comienzo del trabajo de una habitación, con el de otra, de tal manera en que cada uno de los episodios sí incluye una revelación, pero deja en la incógnita la que sigue y ya está introduciendo a la próxima. Es una estructura novedosa que al principio desconcierta, pero después se agradece. No es su única ventaja.

Con un título como "Cómo diseñar una habitación erótica" lo primero en lo que busca capitalizar es en lo sexual y sí, hay que decirlo, hay momentos de dicho corte, incluso hay desnudos o semidesnudos, pero hay sustancia. El show, como su anfitriona, tiene por objetivo entender las necesidades de un grupo muy diverso de clientes: una pareja con un bebé, otra con tres hijos, una gay a distancia, otra lésbica que vive en una van, de unos granjeros, de siete poliamorosos o de una comediante soltera que se ha divorciada. Lo primero que deja claro es que las "habitaciones eróticas" son para cualquiera. Ello da por resultado habitaciones que incluyen desde lo esperado, como una tipo calabozo, pasando por otras de corte más romántico, como un spa, un cabaret privado o un camerino. El diseño está en la necesidad y el fondo en el disfrute de su o sus dueños. Rose, ante todo, busca entender lo que les gusta, lo que necesitan y también, por qué no, ampliar su panorama.

La serie explica, sin llegar a lo didáctico, pero ampliando y normalizando prácticas como el shibari o arte japonés del bondage o muebles sexuales como la silla tántrica, la silla sybain, la barra de suspensión o la cruz de San Andrés. En esa combinación de elementos está la magia y el encanto de esta serie que es una gran bocanada de aire fresco y que más allá de sus novedades de estructura, retrata con respeto, sentido del humor y comprensión a sus participantes. Sí, es una serie romántica en algunos sentidos, pero más aún, es una serie sobre el placer, sobre el autoconocimiento y la comunicación. Es una serie con agenda que amplia, en todo el buen sentido de la palabra, horizontes. ¡Enhorabuena y salud por "Cómo diseñar una habitación erótica"!

📱📱📱📱

"How to Build a Sex Room"

EE. UU. 2022 - 8 Episodios de alrededor de 1 hora



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo